GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Pasión de Chinchón: uno de los mayores eventos de la Semana Santa

Crónica
Sociedad
Juego de luces y colores durante la Pasión de Chinchón.

La Pasión de Chinchón es un evento que tiene lugar cada año en Semana Santa desde el año 1963, como iniciativa de D. Luis Lezama, sacerdote del pueblo. Lo que en un principio comenzó siendo una simple procesión religiosa, a día de hoy se ha convertido en una de los eventos más significativos de Chinchón.

 

       

 

 

En la actualidad, La Pasión ha aumentado considerablemente el número de participantes, llegando hasta los doscientos, aproximadamente. Además, el vestuario y la decoración se han magnificado y potenciado con todo lujo de detalles y los medios de sonido, ambientación y luminotecnia son cada vez más adecuados y de una mayor calidad.

 

 

 

 

La Semana Santa en Chinchón está dividida según las siguientes escenas:

 

El 10 de abril llega a Chinchón la Representación de la Última Cena en homenaje al Domingo de Ramos, teniendo lugar en el balcón del Ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor del pueblo. En esta representación, Jesús cena con los doce apóstoles mientras comparte con ellos el pan y el vino justo antes de su muerte. 

 

Un día después, el 11 de abril, tiene lugar la segunda escena, la de la Representación de La Oración en el Huerto, desarrollada en la Plazuela de San Roque. En dicha escena, Jesús aparece en el huerto rezando junto a los doce apóstoles, cuando, de pronto, aparece Judas, que, con un beso, le entrega a las tropas romanas para llevarlo ante el Palacio de Poncio Pilato. 

 

En el Martes Santo, celebrado el 12 de abril, llega la tercera escena de la Representación de Poncio Pilato, desarrollada en el balcón de una casa particular situada en la “Esquina Olalla”. En la escena, condenan a muerte a Jesús y le cargan con la cruz, comenzando el camino hacia el Monte Calvario subiendo por la calle de la Amargura hacia la calle Morata. 

 

Más tarde, el 13 de abril, día en el que se celebra el Miércoles Santo, tiene lugar la cuarta escena de la Representación, en este caso la de Las Tres Caídas con la Cruz. En esta Representación se distinguen tres escenas diferentes: Cirineo, Verónica y Virgen. 

 

En la primera; desarrollada en la Calle Morata, en la esquina con Cuesta de la Torre; se puede ver cómo Jesús camina con la cruz y cae por primera vez. En ese momento, pasa por allí un hombre que venía del campo y era proveniente de Cirene. Este es obligado a ayudar a Jesús con la cruz en su camino hacia el “Calvario”.

 

En la segunda escena, se vislumbra la segunda caída de Jesús con la Cruz. Esta vez, es una mujer la que se abre paso entre la multitud y limpia el rostro de Jesús. El desarrollo de esta Representación tiene lugar en la Plaza Mayor, específicamente en un lugar llamado “Columna de los Franceses”.

 

Por último, durante la última escena del día; desarrollada en la Plaza Mayor, en la esquina con la calle Mulillas; tiene lugar la tercera caída de Jesús cargado con la cruz, siendo esta una de las escenas más emotivas al encontrarse con su madre, María, mientras las miradas y los silencios lo dicen todo. 

 

El 14 de abril, Jueves Santo, llega la séptima escena, la Representación de la Crucifixión. En esta escena, desarrollada en la Plaza Mayor, se ve a Jesús llegando al final de recorrido, y es allí, en el Monte Calvario, donde es clavado en la cruz junto a dos ladrones. Gracias al juego de luces, sonido y acompañamiento de efectos especiales, los ciudadanos de Chinchón son capaces de observar una de las escenas más importantes de toda la Semana Santa. 

 

Con el Viernes Santo, celebrado el 15 de abril, llega la octava escena de Representación del Descendimiento, también en el Calvario. En ella, una vez muerto Jesús, lo bajan de la cruz para que su madre, María, lo abrace. 

 

El penúltimo día, el 16 de abril, también conocido como Sábado Santo, tiene lugar la novena escena de la Representación, el entierro de Jesús. Este es descendido de la cruz y, envuelto en una sábana, es depositado en un sepulcro. 

 

Para poner fin a la Semana Santa, llega la última escena de la Representación, la del Domingo de Resurrección, festejada el 17 de abril. En ella, se contempla desde la plaza mayor cómo Jesús resucita, acompañado de un increíble juego de luces, siendo así uno de los espectáculos más impresionantes de la Representación.

 

 

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech