GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La mujer, cada día más presente en la política: las presidentas de las autonomías

Reportaje
Género
Mujeres política
El movimiento de la mujer en la política.
Para las elecciones de la autonomía de Madrid aún quedan dos meses por delante, pero las andaluzas tuvieron lugar el pasado 24 de marzo dando la victoria a Susana Díaz. Con ello se convierte en la primera mujer electa para la presidencia de la comunidad andaluza.

Susana Díaz, tras estas elecciones autonómicas no sólo se convierte en la primera presidenta electa de la historia de Andalucía sino que además pasa a ser la sexta mujer que preside una comunidad autónoma en España

Pero aunque el número de mujeres en este puesto político va en aumento, al principio de la época democrática no era tan habitual que esto ocurriera. Y es que desde 1978 que tuvieron lugar la formación de las comunidades autónomas hasta 1993 no hubo ninguna presidenta de autonomía. 

1993 fue el año en que María Antonia Martínez fue elegida como presidenta de la Región de Murcia. La socialista gobernó durante dos años y posteriormente fue derrotada en las elecciones de 1995 donde el cabeza de lista del Partido Popular Ramón Luis Valcárcel ocupó su lugar. 

De nuevo la historia se repitió en 2007 con la elección por parte de los madrileños, a la presidencia de la comunidad de Esperanza Aguirre, posición que mantuvo hasta 2012 dimitiendo de su puesto por causas relativas a su vida personal. 

Hoy en día esta lista sigue sumando con otras mujeres que han pasado por presidencias autonómicas. Ellas son: María Dolores de Cospedal, en Castilla-La Mancha, Luisa Fernanda Rudí, en Aragón y Yolanda Barcina en Navarra.

El incremento del sexo femenino en las listas políticas es un hecho positivo fundamentado en una mayor igualdad. Un país en el que se consiga desarrollar una política ideada a medias entre hombres y mujeres evoca progreso. 

Al principio de los tiempos la mujer se limitaba a dejarse llevar por la toma de decisiones tomada siempre por grupos de hombres. La conquista de la mujer en la ciudadanía es muy reciente. Tanto es así que es en la Revolución francesa fue la primera vez que un compendio recogió los derechos de las mujeres, “La Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía”, de Olimpe de Gouges, con algunas excepciones precedentes. 

En España la participación electoral de las mujeres es baja respecto a otros países. Pero la participación política de la mujer en España está en una posición intermedia, superando incluso a otros países con democracias más antiguas, según estudios del Centro de Investigaciones Sociológicas. 

Además, como herencia de las experiencias vividas, el sexo femenino tiende a ser más conservador. Para muchas de ellas los temas políticos pasan desapercibidos y en ocasiones no tienen interés por la política; o en aquellos casos en los que el interés es mayor muchas veces prefieren participar de forma anónima o debatir cara a cara. Finalmente, el último grupo tiene intenciones de realizar cambios y hacer cosas útiles muy concretas pero no dedicarse a la carrera política como tal. 

Sin embargo, esta tendencia está cambiando y de forma creciente, las nuevas generaciones de mujeres se ven con más iniciativa en la vida ciudadana. Muestra de ello es el ejemplo puesto con anterioridad, donde aumenta la cantidad de presidentas de autonomías por no nombrar otra enorme cuantía de puestos que ocupan las mujeres, como por ejemplo Carmen Torralba González, Presidenta concejala del distrito madrileño de Vicálvaro

Desarrollo en Drupal por Suomitech