GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La Ley de Seguridad Ciudadana, ya es una realidad en España

Reportaje
Nacional
Ley Mordaza
Cartel sobre la ley mordaza
El pasado 12 de marzo se aprobó en el Senado la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como 'Ley Mordaza', contando con 134 votos a favor y 84 en contra de toda la oposición. A continuación, fue llevada el 25 del mismo mes al Congreso para su ratificación −ya en su forma definitiva, sin permitir ninguna modificación− donde de nuevo fue aprobada gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular. Finalmente entrará en vigor el 1 de julio de 2015, tras un proceso que ha durado menos de lo esperado ya que se ha llevado a cabo por un procedimiento de urgencia. Próximamente tendremos que convivir con los entresijos de esta ley, pero ¿sabe la población en qué consiste realmente?

LA LEY “MORDAZA”, AL DETALLE.

Esta ley contemplará un total de 45 infracciones que llevan aparejadas multas que ascienden hasta los 600.000 euros. Numerosas acciones protagonizadas por la sociedad civil en los últimos años —en protestas por la crisis económica, las políticas de austeridad, los desahucios, la indignación ante la corrupción política o la lucha contra pobreza y la defensa del medio ambiente— serán entonces susceptibles de ser sancionadas. Las infracciones más importantes son destacadas a continuación:

En primer lugar se prohíben"las reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en infraestructuras e instalaciones en las que se prestan servicios básicos para la comunidad, así como la intrusión en los recintos". Bajo este epígrafe se podría llegar a multar a los organizadores de los encierros de enfermos de hepatitis C, a los trabajadores de RTVE que organizaron una sentada de protesta, así como la pintada de activistas de Greenpeace en el hotel Algarrobico o su entrada en la central nuclear de Cofrentes.

De igual forma, la ley establecerá como infracción también "la perturbación de la seguridad ciudadana en actos públicos, espectáculos deportivos o culturales, solemnidades y oficios religiosos". Bajo esta premisa quedarían por tanto ilegalizadas, y multadas, la protesta espontánea en mítines políticos o acciones como la que el colectivo Femen protagonizó contra la reforma de la ley del aborto en la catedral de La Almudena. La multa podría llegar hasta los 30.000 euros, al entrar en la categoría de infracciones graves.

 

pintada en el algarrobico

 

Otra infracción, aunque considerada de menor gravedad, será protestar en sedes privadas o públicas así como "la ocupación de cualquier inmueble, vivienda o edificio ajenos, o la permanencia en ellos, en ambos casos contra la voluntad de su propietario, arrendatario o titular de otro derecho sobre el mismo, cuando no sean constitutivas de infracción penal". Este epígrafe penaliza tanto las diversas flashmobs que se han llevado a cabo en oficinas bancarias para protestar por las preferentes o los desahucios. También los encierros de los yayoflautas, la actuación de la solfónica en Bankia o la última actuación de Nacho Vegas en una oficina bancaria, en apoyo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Estas actuaciones tendrían una pena de hasta 600 euros.

Otra infracción considerada por la ley y sancionable con multas de hasta 600 euros, es "el escalamiento de edificios o monumentos sin autorización cuando exista un riesgo cierto de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes". Esta es la fórmula que eligen ONGs como Greenpeace para visibilizar sus mensajes de protesta.

 

Pancarta de Greenpeace en el edificio de Plaza de España

Otros hechos considerados delictivos será el arrojar contenedores u obstacular la vía pública, grabar a la policía, obstaculizar a la autoridad, causar desórdenes graves en las vías, espacios o establecimientos públicos, e incluso la resistencia pacífica: "El incumplimiento de las restricciones de circulación peatonal o itinerario con ocasión de un acto público, reunión o manifestación, cuando provoquen alteraciones menores en el normal desarrollo de los mismos" también estarán considerados infracciones. Así, se da vía libre a las actuaciones de desalojo de concentraciones o protestas como las de la plaza de Cataluña, en Barcelona, cuando los Mossos tuvieron una actuación que ha sido ampliamente cuestionada y llevada a los tribunales. También serviría dicho epígrafe para desmontar el campamento de Sol que propició el movimiento del 15-M.

 

Plaza del sol 15m

 

Además, la nueva ley especifica los espacios en los que no podrán convocarse manifestaciones: "La perturbación grave de la seguridad ciudadana que se produzca con ocasión de reuniones o manifestaciones frente a las sedes del Congreso de los Diputados, el Senado y las asambleas legislativas de las comunidades autónomas, aunque no estuvieran reunidas". En los últimos años han sido varias las convocatorias ciudadanas de protesta (por la austeridad, contra la monarquía o por la corrupción) que han tenido lugar junto al Congreso de los Diputados.

UNA LEY RECHAZADA POR MUCHOS

Esta ley ha generado controversias desde el principio y se han producido numerosas protestas e intentos de pararla. A continuación daremos un repaso a las más importantes.

 

León amordazado

La organización Greenpeace ha protestado en varias ocasiones contra esta ley, con acciones muy llamativas que han conseguido llegar a la opinión pública como el despliegue de una enorme pancarta en el edificio de Plaza España, otra frente al Congreso de los Diputados, e incluso han llegado a amordazar las estatuas de Madrid, incluidos los leones del Congreso.

Femen también se unió a las protestas frente al Congreso coincidiendo con el inicio del Debate del Estado de la Nación. Se manifestaron con el torso descubierto y con lemas de "Femen for freedom", "España sin mordaza" y "Se busca libertad española".

Otra organización que ha tomado cartas en el asunto de la “Ley antiprotesta” es “No somos delito quienes han convocado varias manifestaciones y entre ellas está convocada una “manifestación de hologramas”, como símbolo de la imposibilidad de protestar en persona tras la aprobación de esta ley.

 

Vivir en democracia, No somos delito

Por supuesto, Democracia Real Ya también a condenado esta ley, e incluso el partido Político Podemos cuyo líder, Pablo Iglesias, denunció la Ley Mordaza ante el Consejo de Europa.

Pancarta Ley Mordaza

La población en general ha participado en varias manifestaciones en contra de esta ley y han sido en su mayoría multitudinarias y frente al Congreso de los Diputados, en controversia clara con las normas que dictará la futura ley.

Incluso dentro del propio Congreso miembros de partidos como Izquierda Unida han manifestado su desaprobación hacia esta ley mostrándose amordazados.

UN FUTURO INCIERTO

Ante todas estas manifestaciones de rechazo parece claro que la mayoría del “pueblo” rechaza esta ley, pero aún así sigue adelante en su proceso, y ahora mismo parece muy improbable que pueda detenerse, por lo que a partir de junio de 2015 tendremos que convivir con estas nuevas normas que puede que cambien la forma de expresión de la población, pero que muy difícilmente la detendrán.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech