GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Gripe: sálvese quien pueda

Opinión
Nacional
Medicamentos en una copa esparcidos
Medicamentos esparcidos
La tos, los estornudos, el cansancio, el dolor de cabeza y garganta forman parte de nuestra rutina durante estos meses de invierno. Son muy pocos los valientes que han podido esquivar la gripe, pues este popular virus ha alcanzado en España un nivel de incidencia tan alto que es considerado epidemia.

Dicen que lo peor está por llegar, pero las urgencias españolas ya están dejando ver su falta de recursos. El Defensor del Pueblo y organizaciones como la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) denuncian estos episodios de saturación poniendo así voz a las quejas de los usuarios que se encuentran en sus visitas a hospitales y ambulatorios largas colas.

Acudir al médico se convierte en un hecho heroico para el que la paciencia es el mejor e indispensable aliado. El tiempo pasa y la hora de consulta que te habían asignado termina teniendo un único valor ordinal que te permite conocer al paciente tras el que ser atendido. Unos compañeros de espera de los que podrás llegar a analizar cada uno de sus detalles o trabar una amistad, rodeados de un ambiente cargado, que precisamente no colabora en la recuperación de la gripe. Por supuesto el aguante deberá ser mayor si decides aventurarte a acudir a ese caótico ecosistema de urgencias. Una realidad conocida de sobra por los vicalvareños, que en las últimas semanas han denunciado la falta de pediatra por las tardes en el Centro de Salud de Artilleros, lo que provoca que el turno de mañana esté desbordado. Mientras los periódicos nacionales muestran titulares como “Colapso en los hospitales madrileños”.

Los problemas estructurales son visibles, fomentando que descuidemos la salud. El desconocimiento también es otro de los factores claves en torno a los malestares invernales. España es uno de los países con una mayor tasa de automedicación, como explica el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y aunque es cierto que muchos medicamentos no requieren receta, no podrán curarte tu dolencia si este producto no está destinado para ello. La observación e información deben tener un papel importante, como comunican las campañas de concienciación.

Una dejadez completamente opuesta a la histeria que en otras ocasiones nos obnubila. La falta de confianza en ciertos tratamientos también es habitual y noticias como la reciente suspensión de 29 medicamentos genéricos por parte del Ministerio de Sanidad apoyan la incredulidad. La Agencia Europea del Medicamento no recomienda el empleo de ciertos fármacos de uso común. Cambios repentinos que no se explican a los pacientes y que crean en ellos inseguridad. ¿Cómo es posible que lo que ayer me hacía bien, hoy me haga mal? Una extrañeza mayor si conocemos que el Ministerio ha interrumpido su distribución pero no su retirada de las farmacias.

La canción dice "tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor". El amor es muy subjetivo. El dinero… No atravesamos la mejor etapa para hablar de dinero. Nos queda cuidar la salud, y observando los problemas de saturación en los centros, la falta de información y los cambios en la farmacología, abriguémonos y crucemos los dedos.

Desarrollo en Drupal por Suomitech