GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Castells admite el riesgo de fraude en los exámenes «online»

Noticia
Universidad. Nuevas herramientas
La Nueva España
El Ministro de Universidades traslada a las facultades pautas para blindar la evaluación telemática en un informe donde reconoce que «actualmente no existe una tecnología completamente madura que garantice la ausencia de actos fraudulentos»

RUBÉN VILLALBA - Madrid | Actualizado: 22/04/2020 23:59h

El Ministerio de Universidades ha remitido a las facultades un informe con recomendaciones para abordar la evaluación de aquellos exámenes que, debido a la COVID-19, se realicen telemáticamente. El objetivo del escrito, al que GlocalPressUrjc ha tenido acceso, es evitar que los alumnos aprovechen la no presencialidad para hacer trampa durante el desarrollo de las pruebas.

No obstante, el propio ministerio reconoce que «actualmente no existe una tecnología completamente madura que garantice la ausencia de actos fraudulentos por medios online». Estos días ya se han conocido casos que lo demuestran. Uno de ellos ocurrió la semana pasada en la Universidad de Sevilla, donde un profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería dejaba sin efecto el primer examen online de su asignatura después de que todo el alumnado obtuviese un 10, según informa ABC.

Para dotar así de garantía jurídica a las evaluaciones, la cartera que dirige Castells propone un catálogo de pautas y programas que verifiquen la autoría. Para las de tipo test recomienda incluir preguntas aleatorias y utilizar software de vigilancia en directo, que a través de la webcam sea capaz de efectuar reconocimiento facial y detectar movimientos sospechosos. Si se opta por presentaciones orales, aconseja emplear herramientas como la pantalla compartida o, si se envía vídeos, desencriptarlos para comprobar la ruta y la fecha de registro.

Que las pruebas se desarrollen telemáticamente depende en última instancia de cada universidad. Sin embargo, el ministerio insta a la modalidad en remoto tomando como ejemplo países de nuestro entorno. En Italia los centros han firmado acuerdos con Google y en Suecia examinarán por la plataforma INSPERA, que bloquea el ordenador del alumno si detecta programas fraudulentos. Otros como Estados Unidos ya venían usando sistemas como Proctortrack y Examity, que monitorizan los movimientos oculares y los niveles de audio del entorno. Reino Unido, Dinamarca y Austria aún no descartan la evaluación presencial.

Desarrollo en Drupal por Suomitech