GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“No voy a permitir que el estado sea mi chulo"

Entrevista
Comunicación
Portada del libro de la editorial OK. Cortersía
“Nadie avisa a una puta” es el nombre del libro que trata sobre la prostitución, escrito por la popular periodista y presentadora de televisión Samanta Villar.

Las siete historias recopiladas en el texto se relatan con nombres ficticios, por la negativa de las trabajadoras sexuales a informar su identidad.

Samanta Villar recalca que tuvo que llamar a muchas de ellas, para conseguir los testimonios, aunque sostiene que luego de conocerla le hablaban con más facilidad. “La proporción de prostitutas que acceden a hablar es de un 1 al 2 % aproximadamente”, afirma.

Al final la escritora logra publicar: La vida de la víctima de explotación, la chica que trabaja en una casa de citas, el club de carretera, la prostituta de lujo, la que presta sus servicios a personas con discapacidades, la prostituta anciana y la actividad en el internet.

Según Villar, el Gobierno debe trabajar desde tres frentes en la prostitución:

  •  Regulación: Que se garantice derechos y deberes a todas las prostitutas que ejerzan libremente.

 

  • Lucha contra la pobreza: reducir la desigualdad que evite que entren mujeres que no lo desean.

 

  • Normalización social y mediática: Valorización de la prostitución.

La intervención no incluye a la trata y proxenetismo, que son delitos que deben ser erradicados.

Las mujeres que se involucran en la actividad lo hacen mayoritariamente por necesidad económica y dentro del grupo hay quienes detestan la prostitución en el menor tiempo y otro que “descubren” que la prostitución no es tan mala y prefieren mantenerse.

Otras mujeres, por lo general de clase media, tienen amigas, conocidas o familiares y les atrae la cantidad de dinero que ganan.

En España, Aprosex desarrolla charlas destinadas a las mujeres que piensen introducirse en la prostitución. Villar sostiene que lo que se hace es informar y la primera recomendación es “no te metas en esto”, pero la formación previa resulta útil.

En su investigación pregunta a las trabajadoras sexuales si estaban interesadas en cancelar impuestos por su trabajo. La mayoría afirma que no lo haría. “"Yo no tengo chulo. No voy a permitir que el estado sea mi chulo", dijeron.

 

La autora reconoce que en su obra no se aborda la temática de la prostitución masculina por la diferencia que tiene con la femenina. Ella reflexiona que no es lo mismo decir “puta” que decir gigoló. La diferencia ocasiona que los varones no se escondan ni lleven una doble vida, pero asegura que sería un buen tema para otra publicación.

 

Vivencia

Sobre la obra, publicada por el editorial OK, Samanta Villar reconoce que es su primer libro y fue una experiencia “encantadora”, por lo que no descarta escribir otro libro.

Entre las anécdotas que vivió consta la intención de ponerse en el lugar de una prostituta, pero el peso del estigma se lo impidió. Sin embargo, en la investigación determinó que el trabajo sexual no es sórdido ni severo como ella y la gente piensa.

 

Entrevista realizada en base a la sección de Entrevistas Digitales de diario El País.  

Estrevista en Anda Ya de Samanta Villar

Desarrollo en Drupal por Suomitech