GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Vandalismo y arte: la nostalgia del graffiti en Móstoles

Editorial
Culturas
Graffiti de un gato astronauta
Arte urbano en las calles de Móstoles |Fuente: Sara Novelle
Durante los años 90 nuestra ciudad fue el mayor revulsivo del panorama grafitero en la Comunidad de Madrid. Hoy en día la situación es muy distinta, los grafiteros no se encuentran amparados por la ley y se enfrentan a una sanción de 500 euros o superior por crear arte urbano

El último concurso de graffiti organizado por el Consistorio de Móstoles data de 2015. Desde entonces poco o nada se ha hecho para promocionar el arte urbano en la localidad.

Miramos con envidia los movimientos ligados con la cultura urbana que se desarrollan cada vez con más fuerza en localidades cercanas como Fuenlabrada, donde es habitual ver a grupos de jóvenes bailando break en cualquier esquina, o Parla donde, sin lugar a dudas, se ha tomado el testigo de Móstoles como referente de Madrid Sur en el mundo del graffiti.

 

Actualmente la única presencia que tienen los grafiteros en las calles de Móstoles es mediante trabajo precontratados, en los que tampoco cuentan con las ayudas necesarias, ya que trabajan como autónomos. Algunos de ellos han creado páginas webs para promocionarse y tener una mayor visibilidad en la sociedad.

 

Los grafiteros se quejan a menudo de la falta de ayudas por parte de la administración pública. Este ostracismo lleva a muchos profesionales a tener que viajar por toda España con el fin de poder mostrar sus diseños en las fachadas de los edificios.

 

La herencia que nos dejaron los pioneros de las pintadas allá por los años 90 merece más respeto. Talento en esta ciudad no falta. Con un simple paseo por nuestras calles la alcaldesa podría observar las muchas muestras de este arte, a veces incomprendido y otras muchas perseguido, que adornan los muros mostoleños. Hagamos pues, del vicio una virtud.

 

Los grafitis podrían ser de nuevo una marca diferenciadora de Móstoles. Para ello, es necesario apoyar y promocionar entre los más jóvenes una cultura, la del hip-hop, que les proporcione las herramientas necesarias para salir adelante. Mientras siga habiendo jóvenes, nada estará perdido.

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech