GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Se acabó hacer “pellas”

Editorial
Educación y Ciencia
Fachada Instituto Benjamín Rúa en Móstoles
I.E.S Benjamín Rúa, Móstoles/ Belén Gómez

 

Al fin el Ayuntamiento de Móstoles ha firmado, junto con la Asociación Punto Omega, un convenio de colaboración, su objetivo es poner punto y final a las famosas "pellas" de los jóvenes en el instituto. La ampliación de este proyecto ha sido reconocida por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), quien ha premiado al ayuntamiento por su participación. ​

 

La Asociación Punto Omega ha sido la encargada de poner en evidencia el absentismo escolar, pero quizás un poco tarde, porque no fue hasta 2016 cuando el proyecto tomó forma, y la conciencia de hacer pellas entre los más jóvenes está más que normalizada. Las elevadas cuotas de faltas a clase por parte de los alumnos han supuesto la toma del asunto como un dilema importante. El Ayuntamiento de Móstoles es consciente de la gravedad del asunto por lo que se ha aventurado a ser uno de los primeros en unirse a esta intrépida andadura que busca prevenir y concienciar a los centros educativos. Y aunque es una cuestión que compete al municipio, no puede conseguir su propósito sin la ayuda de los institutos de educación secundaria y sus ayuntamientos correspondientes.

 

El absentismo escolar no es nada nuevo, es una vieja problemática que tiene un nuevo contexto. El sistema educativo actual es el principal señalado. El absentismo escolar se encuentra relacionado con la falta de motivación en los alumnos. Sumado a las obsoletas prácticas pedagógicas de los profesores, y su modo de orientar las clases, resulta en un desinterés en el alumnado.

 

Es necesario extirpar el problema de raíz, por lo que el proyecto indispensablemente contará con la actuación de educadores sociales y psicólogos, que actuarán no solo de manera individual con los alumnos que más se ausentan, sino que quieren ir más allá, haciendo sesiones grupales en las que buscan concienciar a toda la secundaria. Un trabajo poco reconocido, pero imprescindible dentro y fuera de las aulas. Una buena formación y educación a los niños de hoy son la base de la sociedad del mañana. Gracias a este proyecto se está descubriendo que los conflictos no residen solamente en la falta de motivación del alumnado dentro del centro, sino que intervienen otros factores de peso, que no se habían tenido en cuenta hasta ahora. Algunos de estos factores incluyen la situación familiar del alumno que puede influir considerablemente en el absentismo escolar.

 

En un mundo en el que los protagonistas son los más jóvenes, es necesario conocer sus inquietudes para poder adaptarse a sus necesidades. Los docentes deben concienciar a los estudiantes de la importancia de la cultura, el esfuerzo y el poder del conocimiento. Por otro lado, ofrecer una atención cercana que provea de apoyo a aquellos alumnos cuyos entornos familiares sean más conflictivos podría ser clave para evitar que los alumnos abandonen las clases. Queda mucho por hacer para convencer a los jóvenes del conocimiento y formación que acudir a clase ofrece, pero, con iniciativas como estas, el camino para acabar con las famosas "pellas" se allana.

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech