GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Hay que acabar con estos mitos machistas

Crónica
Género
Exposición Mitos de las Violencias Machistas

 

El Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad acoge en el centro de Madrid una exposición sobre los Mitos de las Violencias Machistas. Lo realmente significativo de esta exposición es el mensaje que lanza, ya que tiene como objetivo desmontar los mitos en torno a la violencia hacia las mujeres. Y es que, a pesar de que vivamos en un siglo XXI lleno de derechos y libertades en España, sí es cierto que queda mucho por conseguir en materia de igualdad de género

 

La exposición consta de seis paneles que contribuyen a exponer esos tópicos sobre el papel de la mujer cuando sufre este tipo de violencia, por lo que han considerado oportuno dividirla en las siguientes secciones: “La igualdad ya está conseguida”; “A mí eso no me va a pasar”, “No será para tanto si no ha denunciado”, “No hay nada que hacer”, “Las leyes de la violencia van en contra de los hombres”; “Sin ti no soy nada”. Estos son los pilares sobre los que, por desgracia, se sustenta un modo de ver la realidad. Este es el mundo que ven muchos hombres, e incluso algunas mujeres, a la hora de valorar cuestiones como la violencia en el ámbito doméstico o laboral. La exposición lo que plantea es salirnos de lo obvio, y que entablemos un diálogo entre aquellos que observan los paneles. No buscan victimizar a las mujeres, ni mucho menos, sino empoderarlas para salir de los relatos de pánico y traumas.

 

 

En nuestro día a día como ciudadanos y ciudadanas seguimos encontrando discursos que minimizan la importancia de la violencia machista, cuya definición reza: “Cualquier forma de violencia que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo, en el marco de unas relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres”. Estos discursos son precisamente los que ayudan a ocultarla y a sustentarla, y se nos muestran en cada uno de los paneles exhibidos. Además, enseñan a poner el foco sobre los factores determinantes en esta materia, algo especialmente necesario en la educación global, desde los más pequeños hasta nuestros mayores.

 

Existen dos perspectivas para nombrar la violencia machista, según enseña la exposición. La violencia de género, sexista o machista pone el foco en las causas. Y la violencia contra las mujeres, pone el foco en sobre quién se ejerce. En la actualidad, se prefiere hablar de violencias machistas, en plural, porque, además de destacar las causas, visibiliza las diversas formas en las que se expresa, desde las más sutiles hasta las más extremas. Un simple “no te pongas escote cuando vayas a salir de fiesta”, un “las mujeres entran gratis en las discotecas”o un desesperado “no puedo vivir sin ti”son rasgos de violencia de género, aunque estemos muy habituados a verlos o a escucharlos.

 

 

 

Uno de los paneles, llamado “La igualdad ya está conseguida”, muestra la invisibilización de la mujer en la historia, como es el caso de Concha Méndez, que también participó en la famosa Generación del 27; esta narra historias reales de la discriminación en los puestos de trabajo y de la gran cúpula de cristal que según algunos ignorantes ya fue rota hace tiempo. Y también cómo el ciberacoso se ha convertido en una nueva forma de violencia machista. Dedicando además, un espacio a la no corresponsabilidad en el sexo, ya que en la mayoría de los casos, el hombre no asiste con la mujer al centro donde les proporcionan las píldoras que interrupen el embarazo no deseado.

 

La realidad nos muestra unas estadísticas que asustan, en lo que a víctimas por violencia de género se refiere. Y es por este motivo por el que los mitos desgranados en los paneles invitan a los visitantes a reflexionar. Tienen ante sí testimonios y cifras que avalan una triste realidad. Instan a valorar e interpretar la realidad que vivimos hoy, y la que debemos conseguir en un futuro próximo. Porque a diferencia de otros, de esto sí que toca hablar.

 

 

Esta exposición, inaugurada en el año 2015 con motivo de las actividades que se programaron para celebrar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, sigue su camino para recorrer los 21 distritos madrileños, en una labor no solo de mera información o de concienciación, sino que te permite reflexionar ante lo que ves. Una realidad de la que ya no cabe esconderse ni guardar nuestra opinión. La tolerancia ante la violencia machista es un problema de todos, y donde tiene culpa tanto el que la comete, como el que niega el socorro o la voz a quien la sufre.

 

La exposición será trasladada este 18 de abril a la Cineteca de Arganzuela donde podrá ser visitada hasta el 30 de abril. Después, visitará el Centro sociocultural juvenil de Moratalaz hasta el 31 de mayo, fecha en la que tendrá fin su exhibición al público.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech