GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El año del dragón

Reportaje
Economía
El empresario chino Wang Jianlin se ha convertido en una de las grandes esperanzas de la economía madrileña. De momento, ya se ha hecho con el edificio España,sito en la Plaza de España, y con el 20% del Atlético de Madrid. Su próximo objetivo es comprar los terrenos de Campamento para hacer un eurovegas.

La economía madrileña ha visto colmada sus esperanzas con la llegada del empresario chino Wang Jianlin, que tras la compra del edificio España de la Plaza España de Madrid, que piensa reformar para realizar un hotel de categoría élite, no visitable para pequeñas carteras, y la del 20% del accionariado del club Atlético de Madrid, piensa invertir 3000 millones de euros más en distintos proyectos inmobiliarios de la capital según el periódico ABC. 

Entre ellos, se encontraría la compra de unos terrenos situados en Campamento que pertenecen al Ministerio de Defensa para levantar allí un proyecto no tan pionero para Madrid, por lo ya conocido, y que levantó tanto críticas como alabanzas; una especie de eurovegas. Los ciudadanos de este barrio de Madrid no parecen muy entusiasmados con la idea; aunque la promesa de un aumento del 15% del empleo en la capital española convence a los desempleados, que ven la creación del Eurovegas chino en su comunidad como algo positivo, algo que puede ayudarles a mejorar su situación económica. Los negocios de la zona no tienen una opinión unánime sobre como puede afectarles la llegada del capital extranjero a la zona y la construcción del complejo del juego. 

Junto a este proyecto, se estaría barajando que el comerciante participase en la confección del centro comercial Gran Plaza 2, que estaría construído, en principio, en 2017, y que reportaría al barrio de Usera unas 180 tiendas y múltiples puestos de trabajo. En este caso los empresarios de la zona lo tienen claro, sobre todo los referentes a la alimentación. "Esto nos va a quitar mucho dinero" ,decía un trabajador de Mercadona; otro que regentaba una pequeño establecimiento aledaño decía" Van a acabar con los pequeños comerciantes, como casi ya lo hizo la llegada de los comercios chinos". 

Este empresario ya es conocido en España, por ejemplo,en el Villarreal ya tiene colocados a unos 30 chicos para que aprendan a jugar en el club castellonense, y a los cuales les paga todods los gastos con la única condición de que en 3 años consigan ser futbolistas de primera liínea.

Parece que España, en concreto Madrid, vuelven por sus fueros, llevando su economía por el ladrillazo, pero esta vez con un pequeño viraje dándole alas al sector servicios, que seguramente será de aquí a diez años el centro económico de la caplital española.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech