GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“Los recursos económicos destinados a educación no deben ser considerados como gasto, sino como una inversión estratégica"

Entrevista
Economía
José Manuel Moreno Alegre
El Banco Santander, primera entidad financiera española por volumen de activos, miembro del IBEX 35 y marca española más valiosa desde 2014 tiene además un gran objetivo: mejorar la educación de jóvenes y profesionales. José Manuel Moreno Alegre, Subdirector General Adjunto de Banco Santander y Director Global de Proyectos Corporativos de Santander Universidades cree que el futuro está en los jóvenes ciudadanos del mundo.

¿Desde hace cuánto se llevan promoviendo las ayudas universitarias?

El Banco Santander inició su colaboración institucional de mecenazgo con el mundo universitario a finales de 1996, a través de un primer convenio con la Universidad de Cantabria.

A partir de esa fecha, el Banco desplegó un continuo esfuerzo de colaboración con las universidades en los países en los que opera, de tal manera que a fecha de hoy tiene suscritos convenios con 1.250 universidades de todo el mundo, a las que en el pasado año 2014, aportamos 154 millones de euros de mecenazgo.

La financiación, a fondo perdido, de programas de becas estuvo presente desde los comienzos. En 2014 dedicamos aproximadamente un 40% del mecenazgo total, a financiar 28.443 becas y ayudas al estudio de muy diversa naturaleza (movilidad nacional, internacional e iberoamericana, inclusión social, ayudas a la investigación, premios a emprendedores, a los mejores expedientes, etc )

Económicamente, ¿en qué beneficia al Banco Santander, el promover becas para el ámbito docente y estudiantil?

Es obvio que este mecenazgo se sustancia como gasto que resta de los ingresos anuales y por tanto reduce en ese monto el beneficio anual.  

Para el banco Santander Invertir en educación es invertir en futuro, invertir en una sociedad más abierta, más formada, más armónica, más innovadora y más competitiva y eso se traducirá, sí o sí, en prosperidad económica y social y en empleo más estable y de mayor valor añadido.

Una sociedad de estas características ofrece más oportunidades para aquellas empresas más competitivas y eficientes (como aspira a seguir siendo el Santander también en el futuro).

Es también evidente que nuestra acción de mecenazgo crea un mayor grado de simpatía hacia el Banco entre los universitarios como empresa comprometida con la sociedad, con los jóvenes, con el conocimiento, con el futuro lo que ayuda a que más universitarios y ciudadanos se inclinen por trabajar con el Santander. En ningún caso, se plantea contrapartida bancaria a la institución universitaria.

 .¿De qué fondos surge este dinero dirigido a financiar estas becas. ¿Hay alguna ayuda estatal?

Provienen del beneficio generado por el Grupo Santander en el desarrollo de su actividad empresarial: es decir que esos 154 millones de euros del año 2014. En lugar de destinarse al reparto de dividendos entre sus accionistas o a incrementar  las reservas el Banco se han destinado a subvencionar becas para universitarios (por valor de 65,4 millones de euros) y otros proyectos universitarios  (investigación científica, innovación docente y tecnológica, gestión electrónica, ….).

No hay ayudas estatales dado que el origen de estos fondos es el propio Banco. Es posible, como es natural, que nuestra aportación de mecenazgo sirva para financiar proyectos universitarios que también hayan obtenido fondos públicos competitivos (europeos o nacionales) o de otras empresas.

Con la aparición de la crisis, ¿se han reducido el número de becas ofertadas por el Banco?

El número de becas ha ido creciendo de manera sostenida, incluso en los momentos más agudos de la crisis económica y financiera que hemos vivido. Desde 2008 hemos doblado el número de becas y ayudas al estudio y su importe prácticamente se ha multiplicado por tres, hasta llegar a esos 65,4 millones de euros.

Podría decir, por el contrario, que ante la gravedad del desempleo en los sectores de jóvenes universitarios el Banco lanzó en el 2011 un programa nuevo de becas de prácticas profesionales en pymes que, en los últimos 4 años, se han elevado a un total de 17.500 becas de 1.800 euros. En Andalucía acabamos de lanzar en colaboración con su gobierno regional la segunda edición de un programa de 1.000 becas anuales para titulados en paro.

 

¿Influye la situación del banco en la política de becas?

Lo mejor es que hablen los números. La evolución del beneficio del Banco durante la crisis fue la siguiente: 2010, obtuvimos 8.181 millones de  euros de beneficio, en 2011 fueron 5.330, en 2012 alcanzamos los 2.295, para empezar a subir a 4.370 millones en el 2013 y 5.816 millones en el ejercicio de 2014.

En ese tiempo, sin embargo, la evolución del importe destinado a becas ha sido ascendente, en todos los años, de este quinquenio pasando de 28,7 millones de euros en el 2010 a 42 en el 2011, 47,8  en el 2012, 53,3 en el siguiente y 65,4 en el pasado.

En palabras del que fuera nuestro Presidente, Emilio Botín, “los recursos económicos  destinados a educación no deben ser considerados como gasto, sino como una inversión estratégica y, por tanto, no debe estar sujeta a los vaivenes presupuestarios propios del ciclo económico.”

La llegada de Ana Botín, ¿ha provocado cambios importantes en la política de becas?

Ana Botín ha reiterado públicamente, en reiteradas ocasiones, que el compromiso institucional del Banco con las universidades forma parte esencial del proyecto de renovación empresarial que promueve bajo el lema “sencillo, personal y justo”.

A principios de diciembre pasado, nuestra Presidenta viajó a Veracruz (México)  con una delegación de rectores iberoamericanos para hacer entrega al Presidente de México y al Rey de España, reunidos en la Cumbre iberoamericana de Jefes de Estado y gobierno, de la llamada Carta Universia Río 2014 que recoge las conclusiones del encuentro internacional de rectores celebrado, meses antes, en Río de Janeiro, con asistencia de 1.000 rectores iberoamericanos.

En este acto, delante de estos mandatarios, Ana Botín reafirmó el compromiso del Santander de dedicar 700 millones euros como mecenazgo a proyectos universitarios en los próximos cuatro años.

¿Qué volumen de ingresos está destinado para becas este año 2015?

No hay una cifra cerrada pero, en principio, tenemos previsto llegar cerca de los 70 millones de euros. 

¿El Banco Santander, con filiales en más de 12 países, ofrece las mismas oportunidades al acceder a becas tanto a los estudiantes españoles como a los extranjeros?

En efecto, los programas de becas y ayuda al estudio del Santander alcanzan a universidades y universitarios de todos los países donde estamos presentes. Para que se hagan una idea les diré que en 2014, el 60% de las becas se gestionaron y asignaron por universidades no españolas. 

Cómo se reparte dicha cantidad de dinero en los diversos países en los que se encuentra el Banco.

En grandes números podríamos decir que el reparto sería el siguiente:

El 45% del mecenazgo total se destina a universidades españolas y portuguesas, lo que no quiere decir que en su totalidad se destinen a universitarios de España o Portugal puesto que hay universidades que destinan parte de nuestro mecenazgo a la atracción de talento iberoamericano  o de otras geografías (Asia, Europa, USA, …).

Por otra parte, un 25% lo dedicamos a universitarios iberoamericanos y otro 30% a instituciones de Reino Unido; Europa continental, Estados Unidos o Asia.

¿Son muchos los jóvenes que no consiguen hacerse con una de estas becas?

El Santander no pretende suplir a las Administraciones Públicas en su responsabilidad de promover la igualdad de acceso a la educación superior o a la movilidad internacional. Nuestra pretensión es sencilla, dentro de nuestras posibilidades, que es contribuir a mejorar la calidad de nuestra educación superior y a que un buen número de nuestros universitarios puedan tener una experiencia internacional o profesional en la empresa.

Apostamos por convocatorias públicas, transparentes, que gestionan las propias universidades a través de sus servicios especializados  El Santander no interviene en los procesos de selección.

En todo caso, puedo decirles que en España suelen producirse entre 10 y 12 candidatos para cada beca ofertada. Número que garantiza que ha habido conocimiento suficiente de las convocatorias y de que los becarios seleccionados, repito por las universidades, sean adecuados al perfil de las becas ofertadas.

 

Laura Martínez García

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech