GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

"Si seguimos haciendo lo mismo que hacíamos hace treinta años no conseguiremos mejorar"

Entrevista
Educación
El asesor de educación de Leganés en su despacho
Vicente Aníbal Marcos Liébana (PP). Asesor de educación
En la Plaza de España de Leganés, en el conocido localmente como “antiguo ayuntamiento”, se encuentra la concejalía de educación del municipio. Allí nos recibe amablemente el asesor de educación Vicente Aníbal Marcos Liébana. Durante más de una hora, nos responde a las preguntas más actuales del panorama de educación y cómo Leganés se está adaptando a las nuevas circunstancias por las que el país está pasando. La privatización de los colegios, la aplicación de las nuevas tecnologías a los centros educativos y los recortes son algunos de los temas tratados en una entrevista que refleja muchas de las preocupaciones de los leganenses.

Pregunta: Sin duda, la educación es un tema que parece estar siempre en el panorama informativo y, últimamente, no copa las portadas por las mejores noticias. En los tiempos que corren, ¿qué opina de la educación que deben recibir los jóvenes?

Respuesta: Creo que debe ser bastante completa, integral y adecuarse a las características que tiene el alumno. Actualmente existen bastantes problemas en cuanto al nivel educativo en España y creo que se deben buscar las fórmulas para mejorarlo entre todos.

P: Pero, en estos años y con los recortes parece complicado poder llegar a mejorar el sistema educativo. ¿Cree usted que la crisis continuará afectando al ámbito educacional?

R: La educación evidentemente sufre las consecuencias de la crisis económica en la que nos encontramos ahora mismo. Entonces, es lógico que se tengan que adaptar tanto las partidas presupuestarias que se destinan a ello y sobre todo, intentar que sea lo más eficiente posible para que no mermen la calidad educativa. Sí que es verdad que estamos sufriendo una merma en cuanto a las cantidades que se estaban destinando a la educación y eso no debe redundar en una menor calidad educativa. Por eso, hay que hacer un esfuerzo por parte de todos: de los padres, de los alumnos, de los profesores, de los centros educativos, de las direcciones de los centros… Para que, con el esfuerzo de todos no se vea mermada la calidad.

P: Este fuerzo del que habla es mucho mayor para muchas familias que han visto cómo sus recursos económicos han disminuido por la situación que estamos viviendo. ¿Puede llegarse a convertir la educación en un sinónimo de lujo para una parte de la población?

R: Pues, para evitar esto, yo creo que lo que tiene que funcionar es un sistema de ayudas  y de becas al estudio. Es decir, debemos seleccionar las ayudas para aquellas familias que realmente lo necesiten y que no se vean mermadas en ese sentido el acceso en igualdad de condiciones a otras familias que sí pueden acometer estos gastos. Entonces, la única fórmula para paliar la desigualdad es a través de un sistema de becas que palie esa posible falta de equidad en cuanto al acceso a la formación.

P: Un sistema de becas, suponemos, acompañado de una legislación que facilite los estudios y promueva una mejor calidad educativa. Y siguiendo en este ámbito, qué opinión le suscita la Ley LOMCE?

R: Bueno ahora mismo es un ante-proyecto. Es está recogiendo por parte del ministerio de educación sugerencias y todo tipo de aportaciones por parte de la comunidad educativa. Lleva bastante tiempo, desde la página del propio ministerio podemos entrar y hacer sugerencias de cambios, etc. Para conseguir sobre todo, con la educación en España, ponernos a un nivel medio europeo, más avanzado del que nos encontramos o del que dan todos los estudios que dan a nivel internacional. Y en ese sentido, yo opino que hay que hacer realmente un cambio, porque si seguimos haciendo lo mismo que hacíamos hace treinta años no conseguiremos esa mejora. Pienso que hay que hacer cambios y en esos cambios es importante que participen toda la comunidad educativa, es decir que se haga de una manera consensuada con todas las fuerzas políticas.

P: Además de estas leyes de las que hablamos, también hay otras medidas que pretenden luchar contra problemas más generales de nuestra sociedad. Así, si hace unos años vimos cómo se implantaba “Educación a la ciudadanía”, ahora vemos como el Gobierno propone “Fiscalidad”. ¿Cree usted que una mejor educación sobre el tema es una buena opción para conseguir que el fraude fiscal sea reducido?

R: Yo creo que sobre todo debe primar en la enseñanza en ese aspecto, que los alumnos tomen conciencia de lo importante que es el concienciar a toda la sociedad de lo que es cumplir con las obligaciones fiscales. El cumplimiento permite que tengamos más recursos para acometer las necesidades que tiene el país. Creo que otros países están mucho más avanzados que nosotros, en la conciencia social de que cuando se pagan unos impuestos esto revierte al final en la calidad de los servicios que los ciudadanos reciben. Así se conseguirá que no se vea como un valor el evadir impuesto o librarte de pagar algo, sino que se considere como algo negativo. Que tan sólo se considere importante que los recursos que estamos aportando a través de los impuestos es necesario para acometer el gasto público, como las becas, por ejemplo.

P: Aunque esta no es la implantación de mayor polémica del actual Ministro de Educación, José Ignacio Wert, el cual está siempre en el ojo del huracán. Nos gustaría mucho saber cuál es su opinión sobre la labor de este político.

 

 

P: Y ahora centrándonos más en el municipio de Leganés, En general, ¿qué imagen le gustaría que tuviesen los ciudadanos de la educación en su municipio?

R: Me gustaría que se tuviese una imagen positiva de la educación en Leganés. Creo que los centros están funcionando relativamente bien, que tienen bastantes medios. Me gustaría que los padres tuviesen mucha libertad para elegir centros, que pudiese elegir de acuerdo con sus preferencias un centro escolar adecuado a sus creencias, sus valores, a la calidad que ellos aspiran en la educación de sus hijos. Considero que nosotros estamos trabajando precisamente para que esto sea posible ampliando la posibilidad de elección de centro y luego estamos impulsado mucho la enseñanza bilingüe porque sabemos que es una de las demandas que tienen los padres hoy en día. Sabemos que los centros bilingües en cuanto consiguen entrar en el programa de bilingüismo se llenan completamente y muchos padres nos dicen “es que no tengo plaza. Por qué unos sí y otros no”. En ese aspecto, nosotros lo reforzamos. De hecho en menos de dos años hay el doble de centros bilingües desde que nosotros llegamos. Había cinco centros bilingües en primaria y ahora mismo hay 10.

P: Es bueno saber que el bilingüismo es una de las apuestas fuertes del Gobierno de Leganés. ¿También se puede decir que se promueve una mayor facilidad para que las personas con discapacidades físicas puedan escoger su centro educativo? ¿Se podría decir que es un municipio sin barreras en este ámbito?

R: Bueno creo que aún queda mucho por hacer en ese campo: Hay que adaptar los edificios… Aquí en Leganés hay algunos centros que son centros llamados “preferentes” con movilidad reducida y con dificultades. Bueno, pienso que se deberían generalizar más los cambios y adaptar más los edificios a las necesidades.

Durante la entrevista al asesor de educación de LeganésEl asesor de educación respondiendo a las preguntas formuladas

P: Entonces, los alumnos con sillas de ruedas o que vean disminuida su movilidad, ¿tienen las mismas posibilidades para elegir centro?

R: No. Evidentemente un alumno con ciertas discapacidades físicas no tiene libertad para elegir centro porque la dificultad de acceso a las aulas, a los lugares, exige que tenga un ascensor, una rampa que la mayoría de los centros no tiene (y no pueden acoger a estos chicos). Bueno, y por eso ese esfuerzo se ha hecho en algunos de los centros y normalmente los centros nuevos si vienen adaptados, como exige la normativa. Pero sí es verdad que los antiguos no cumplen, la mayoría, con estas necesidades para acoger a estos chicos con dificultades de movilidad.

P: Además de sus múltiples centros de enseñanza primaria y secundaria, Leganés puede presumir de tener una Universidad en su ciudad. ¿Qué destacaría de la Universidad Carlos III, en su campus de Leganés, respecto a otras?

R: Creo que la universidad Carlos III ha hecho un esfuerzo muy importante por conseguir tener un nivel muy avanzado. Es una universidad relativamente nueva, de nueva creación, entonces frente a otras universidades que ya existían tenía que reafirmarse y alcanzar un nivel importante de calidad, y creo que eso lo está haciendo bastante bien. Está atrayendo a alumnos de otras partes de España, con buenos currículums, con buenas notas, con buenos expedientes y eso creo que es importante. La base de una universidad son los alumnos. Cuanto mejor sea el nivel con el que acceden a la universidad, mayor será el nivel de la universidad en general.

P: Continuando con la educación universitaria: los alumnos y sus familias ven como cada año las tasas universitarias suben, siguen despidiéndose profesores y los servicios parecen menguar. ¿Se podría decir que los españoles pagan cada vez más por una peor calidad de la enseñanza?

R: Bueno, imagino que dentro de las universidades habrá de todo. Habrá universidades que ofrecen mejor calidad, peor calidad...Yo lo que pienso es que en general la universidad debe adaptarse a los tiempos, debe hacerse más permeable a las empresas y debe colaborar más con el mundo empresarial. Creo que eso va a redundar en una calidad de la universidad. La verdad es que el nivel de las universidades españolas, si lo comparamos con otras universidades, no tiene un gran prestigio en general, pero creo que hay que caminar también en ese terreno, nos queda mucho por avanzar.

P: Y, para terminar con un punto positivo para nuestros lectores... ¿En el ámbito  de la educación se puede sacar algún beneficio dentro de todas los grandes inconvenientes de la crisis?

R: De todas las crisis se puede sacar algo positivo. Normalmente se suele quitar las cosas que son más superfluas y nos centramos más en lo que es más importante. El tener que buscar soluciones a unos problemas que no existían, siempre agudiza más la mente y exige o requiere una mayor eficiencia ante los recursos. Siempre que a cada euro que gastamos sea porque realmente sea productivo y va a obtener buenos resultados. Quizás sea lo más positivo. Aunque nunca es positivo reducir gastos en un aspecto como es la educación, digamos que temporalmente y mientras la situación económica lo exija, habrá que buscar la mayor eficiencia al gasto que se está haciendo.

Para escuchar la entrevista completa pincha aquí

 

Comentarios

Lo cierto, Carlos, es que la situación es muy preocupante. Es cierto que debemos adaptarnos a los nuevos tiempos, pero los recortes serán contraproducentes de cara al futuro de nuestra sociedad. Vamos a perder una generación que ni trabaja ni se puede permitir sus estudios. El Gobierno está jugando con el futuro del país. Necesitamos a una juventud bien formada para prosperar. Sin gente cualificada, que de el relevo a los más veteranos, iremos a peor. Si, con estos recortes ahorramos dinero, pero a un precio muy alto. 

Muchas gracias por dejarnos tu opinión. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech