GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

DOS “CARABINEIRI” HERIDOS TRAS UN TIROTEO ANTE LA SEDE DEL GOBIERNO ITALIANO

Noticia
Internacional
Uno de los policías heridos
Uno de los policías heridos
El tiroteo se produjo durante la jura del cargo de los ministros que formarán parte del nuevo Ejecutivo de Enrico Letta.
Luigi Preiti, parado de 49 años, disparó el domingo su pistola con el número de serie limado, frente a la Sede de Presidencia del Gobierno de Italia. Dos de los “Carabinieri” que se encontraban en la plaza fueron heridos , uno de gravedad en el cuello y otro leve en la pierna; así como una mujer embarazada a la que una de las balas le alcanzó de refilón. 

Mientras tanto los ministros del nuevo Gobierno de Enrico Letta juraban el cargo frente a Giorgio Napolitano, Presidente de la República, a menos de un kilómetro de allí.

Los primeros momentos después del tiroteo fueron de gran confusión y algunas personalidades de partidos de derechas, como el alcalde de Roma, Gianni Alemano, culparon al Partido Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo como responsable por sus continuas y durísimas críticas hacia la clase política y sus instituciones.

 

Pero no fue ni un atentado ni un desequilibrado, sino un hombre desesperado, como lo ha calificado el fiscal jefe de Roma, Pierfilippo Laviani, tras conversar con él en el hospital: “Se trata de un hombre lleno de problemas, que ha perdido su trabajo, que lo ha perdido todo y ha tenido que regresar a vivir con sus padres. Estaba desesperado. Su primer objetivo era disparar contra los políticos y después suicidarse, pero al ver que no podía alcanzarlos disparó contra los carabinieri. Ha confesado todo. Que tomó la decisión hace 20 días, que compró la pistola en el mercado negro, que no odia a nadie en particular pero que quería hacer algo llamativo en un día especial. Se puede decir que es una persona desesperada, pero no un loco…”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El agresor cuando se le detuvo

 

 

El actual Ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, ha dejado claro que el suceso ha sido un “hecho aislado” y que  se va a reforzar la vigilancia en posibles objetivos de riesgo a pesar de que “la situación de orden público en el país no es motivo de preocupación”.

El agresor, Luigi Pretti, tiene 49 años y un hijo de 10 años, está separado desde 2011, sin empleo desde hace meses y a causa de su difícil situación ha tenido que volver a la casa de sus padres, como acabarán haciendo, o ya han hecho, millones de italianos y españoles; y, al igual que en Italia, en España los políticos tampoco hacen nada.

Vídeo del suceso: http://elpais.com/internacional/2013/04/28/actualidad/1367142712_326193.html

 

 

Comentarios

Si en España no ha sucedido algo parecido es, indudablemente, por la gran cantidad de economía sumergida que tenemos. 

Es incomprensible que en un país con más de seis millones de parados y con 16 millones de trabajadores sujetando a otros 30 no haya habido brotes de violencia callejera como ha ocurrido en otros países como Grecia. 

Quizás es porque los recortes, por mucho que nos duelan, no hayan llegado a los niveles de Grecia o Portugal, o quizá porque la desesperación se ha manifestado de otra manera: con suicidios de personas que iban a ser desahuciadas. Pero si algo sostiene la paz social del país y que no haya habido un brote de violencia o de estallido social es por la economía sumergida. 

Un gran número de parados de este país pertenecen a la construcción, parados que realizan trabajos sin darse de alta y que en su día cobraron grandes cantidades de dinero B que, hoy guardado bajo el colchón, les permiten seguir viviendo a duras penas sin ingresos por sus trabajos. 

El mal crónico de la corrupción española y de los pagos en B y no declarados están evitando que la clase política no se vea más acorralada frente a sus ciudadanos. Veremos si esta situación aguanta por mucho más tiempo.

Es cierto que es un hecho aislado pero la realidad es que la inestabilidad social y política que se promueve desde la cúpula del gobierno favorece que la población se radicalice, es una pena optar por estas acciones que van en contra de la democracia, este hecho aislado es una prueba de cómo la sociedad italiana va perdiendo la paciencia y en algunos ejemplos, de forma desmedida e ilógica.

Yo no creo que deba haber justificacón para tan tamaña actuación policial, en la democracia, este tipo de acciones deberían recibir una condena absoluta y tajante por parte de la comunidad democrática. Pero al igual que apuntan mis compañeros anteriormente, es una muestra del descontento social y como sus actos son cada vez más violentos y en consecuencia le rechazo policial respodne y es mayor, la población estáescontenta y expresa su frustación de la manera que más repercusión mediática le va a aportar.

Mi reflexión acerca de este artículo quiero que sea en relación al material gráfico que surgió tras estos hechos. 

Indudablemente no es la primera vez que podemos ver fotografías tan escabrosas de hechos similares, pero este ha sido el acontecimiento más cercano en el tiempo en el que este tipo de imágenes salgan a la luz.

Mis pensamientos me llevan a plantearme la dignidad que se le quita o se le niega a la persona abatida o herida en un acto violento. ¿No estamos decidiendo excesivamente sobre su representación en fotografía? Habiendo una legislación completa acerca de estos derechos de imagen: sus diferentes aplicaciones, distinciones en el caso de niños, especificaciones a la hora de definir a una persona como personaje público o no... Creo firmemente que en casos como este nos quedamos muy cortos en la aplicación de la ley y del sentido común.

¿Cómo tratar infográficamente a la persona que se vuelve un fatal protagonista en el transcurso de su vida privada? Desde luego, y en mi opinión con mucho más cuidado del que se le viene aplicando hasta ahora.

No es menos cierto que el material visual supone en soporte digital sobre todo, un gran baluarte imprescindible. Otorga vida al artículo y vistosidad, y es un elemento sobre el que edificar, por ser indispensable, cualquier información en internet.

Pero por necesario que sea, no debemos olvidarnos de plantearnos estos límites que he expuesto. ¿Una revisión de la ley?, ¿consultar a familiares?, ¿algún tipo de retribución?. Hay que ir con más cuidado.

Desarrollo en Drupal por Suomitech