GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Couchsurfing:¿Estarías dispuesto a alojar a una persona sin conocerla?

Reportaje
Sociedad
Couchsurfing
Logo Couchsurfing
Couchsurfing es una red social que permite conectar a miles de viajeros alrededor del mundo, ofrece a los usuarios la posibilidad de alojarse en casa de otros de forma gratuita, conocer las ciudades desde una perspectiva local y aprender sobre otras culturas.

Couchsurfing no es más que una comunidad de viajeros con la mente abierta que buscan conocer las ciudades en profundidad, contactando con su gente y sus costumbres. Los usuarios de esta red social buscan que alguien los acoja en cualquier parte del mundo, principalmente ofreciéndoles alojamiento gratuito.

Existen diferentes tipos de viajeros: aquellos que no pueden permitirse viajar de otra forma que no sea esta, ya que su presupuesto es limitado; otros simplemente lo ven como la única manera de viajar y conocer los lugares de forma íntegra; pero sin embargo, hay muchas personas que pueden permitirse el alojamiento y se decantan por este estilo de viajar ya que la experiencia que obtienen es inigualable.

Couchsurfing no es solo aprovechar que alguien te cede un lugar para dormir en la ciudad que estás visitando, es más un intercambio cultural, un enriquecimiento y un aprendizaje. Las personas utilizan esta red social debido a que pueden aprender sobre otras culturas, compartir sus propias experiencias y seguir viajando sin gastar demasiado dinero.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, para empezar a surfear se necesita crear un perfil. Simplemente el interesado debe introducir su nombre, dirección de correo electrónico, contraseña, sexo, fecha de nacimiento y localización. El perfil puede completarse con otros datos como aficiones, países que se han visitado, dónde se ha vivido, de dónde se proviene, gustos musicales y fílmicos, fotografías, idiomas hablados, entre otros; lo que ayuda al resto de los usuarios a conocer mejor a la persona antes de alojarla en su casa. Posteriormente, se debe elegir el Hosting Availability, que no es más que la disponibilidad para alojar o quedar con otras personas. Tras leer el perfil, los usuarios pueden decidir a quién acoger en su hogar, estos suelen seleccionar a personas con sus mismos gustos o aficiones.

Las personas que utilizan esta página web son conocidas como Couchsurfers, existen dos roles diferenciados, el host y el surfer. El host es la persona que aloja y el surfer es quien se aloja. La persona que aloja a otra no obtiene dinero a cambio, simplemente es un intercambio de experiencias. Los viajeros son personas que en muchas ocasiones no disponen de un colchón económico estable, pero aun así no quieren dejar de conocer el mundo.

La desconfianza

El eterno problema que tiene el usuario de Couchsurfing es la desconfianza, ya que muchas veces el único contacto que tiene antes de alojar a alguien en su casa es un par de mensajes a través de Internet. Por esto, existen una serie de medidas llevadas a cabo por la propia página que dan veracidad al perfil del usuario y aumenta la confianza entre el resto viajeros.

En primer lugar, la página funciona a través del feedback, que consiste en que cada vez que un usuario se encuentra con otro debe poner un comentario positivo o negativo sobre su experiencia, esto ayuda al resto de la comunidad de viajeros, ya que aumenta la veracidad del perfil del usuario. El número de comentarios sirven como una carta de presentación y ayudarán a los usuarios a elegir a esa persona o seguir buscando entre los miles de viajeros pertenecientes a esta comunidad.

En segundo lugar, el usuario puede verificar su cuenta incluyendo su número de teléfono móvil e incluso realizar un pago de 15 euros anuales que proporcionan un nivel adicional de confianza dentro de la página.

Otros usos de Couchsurfing

La página no solo sirve para conectar a viajeros que buscan alojamiento, también se pueden encontrar dos apartados conocidos como Grupos y Eventos.

En los Grupos pueden unirse diferentes usuarios que comparten un tema común, por ejemplo, la ciudad en la que viven, españoles viviendo en el extranjero, usuarios a los que les gusta el tenis.

En el apartado Eventos, los usuarios se unen para salir de fiesta por la ciudad, intercambiar idiomas, realizar un picnic o simplemente conocer a gente con intereses comunes.

Centrándonos en la comunidad de Couchsurfers de Madrid podemos encontrar Grupos y Eventos muy variados, desde intercambios de idiomas a usuarios que quedan para ir a un concierto o salir de fiesta. Viajeros de todo el mundo se reúnen casi a diario en las inmediaciones de la Puerta del Sol para compartir una noche con compañía internacional.

 

Relatos de viajeros

Rosa López (20) es una viajera que ha recorrido parte de Europa y España valiéndose de esta comunidad de viajeros. Ha visitado Londres, Atenas, Praga, Amsterdam, Barcelona y Granada y en ninguno de estos lugares ha tenido que pagar por el alojamiento. Personas de diferentes países la han acogido en sus casas y le han enseñado su ciudad sin pedirle nada cambio. Según ella, los viajeros son personas generosas y en la mayoría de los casos, aparte del enriquecimiento cultural que proporciona conocer a gente diferente, comparten con sus anfitriones recetas de su país de origen o sencillos regalos, entre otras cosas.

Igual que ella ha obtenido alojamiento en diferentes países, también abre las puertas de su casa. En los tres últimos meses ha alojado a diferentes personas procedentes de China, Argentina, Chile, Australia y Japón. De ellos, obtuvo una experiencia culinaria procedente de cada uno de estos países. Rosa ha declarado: “Debido a que me encanta comer, es lo único que pido a cambio”. También participa en Grupos y Eventos en la ciudad de Madrid, donde vive normalmente.

 

Denisse Pereira (22) es una argentina con ascendencia gallega, debido a esto decidió viajar a España para conocer el lugar dónde habían vivido sus abuelos. Comenzó su ruta en Madrid, donde Rosa la acogió en su casa de forma gratuita. Lo único que sabían la una de la otra era lo que cada una había escrito en su perfil y su único contacto habían sido varios mensajes enviados a través de la página web. Cuando Denisse llegó a España, Rosa le ofreció una cama donde dormir y le enseño la ciudad. Denisse ha declarado: “Conocí a Rosi cuando me hospedó en Madrid, me recibieron tan cálidamente que enseguida me sentí entre amigos.”

 

Cada año 400.000 viajeros están dispuestos a alojar a otros y cuatro millones buscan alojamiento alrededor del mundo. Madrid cuenta con una comunidad de 48.506 usuarios y Barcelona con 44.135.

 

Realizado por: Antía Alonso Gómez, Marisa Prieto Flores y Elena Rusillo Villarejo.

Desarrollo en Drupal por Suomitech