GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Carlos Delgado (ULEG): “La ciudadanía está muy quemada, pero podría estarlo mucho más”

Entrevista
.
Carlos Delgado, Ptvoz de ULEG. Foto: fundaciónemprendedores
Entrevistamos a Carlos Delgado, joven promesa de la política. A sus 36 años, este vecino del barrio de Las Batallas es presidente del CAPI y de Unión por Leganés, una apuesta mejorar por cambiar las cosas. Es lo que el llama "el partido de los vecinos".

P: Leganés está viviendo una legislatura, cuanto menos, convulsa. Jesús Gómez (PP) no cuenta con la mayoría en el ayuntamiento, al frente del cual va a cumplir dos años, ¿qué valoración hace del gobierno de Jesús Gómez?

R: Jesús Gómez es un alcalde que no ha sido capaz todavía de digerir los resultados electorales del 22 de mayo de 2011 en los que los ciudadanos no premiaron precisamente su labor en la oposición porque se quedó con los mismos votos y los mismos 12 concejales. Eso no quitó que fuera el partido más votado y que la ciudadanía entendiera que debía llevar el liderazgo del gobierno municipal.

En estos dos años, que lo que ha vivido en la ciudadanía es una decepción, una frustración y, ahora, un enojo con su labor. Es una persona incapaz de negociar, incapaz de dialogar, de tener cintura política para poder llevar adelante a esta ciudad. En definitiva, es una gestión errática, basada únicamente en seguir los mandamientos de la Comunidad de Madrid. Así podríamos definir en dos palabras su labor:  decepcionante y muy negativa para los intereses de los vecinos de Leganés.

P: Un tema candente ha sido la modificación de los  presupuestos de 2013, con el rechazo de la oposición al completo, que ha sentado como base fundamental para poder desbloquear la situación la readmisión de los 38 trabajadores del ayuntamiento despedidos. ¿ULEG va a apoyar los presupuestos ahora que el ayuntamiento ha sacado un informe que avala la readmisión de los despedidos?

R: Nosotros hemos entendido siempre que la readmisión de los trabajadores era incondicional, es decir, no podía estar sujeto a cambalacheo, mercadeo, o pacto.

Tengo la noticia, que me acaba de llegar, de que IU ha roto la unidad de acción que había por parte de la oposición y ha anunciado que ellos sí que van a facilitar la modificación presupuestaria con su abstención, con lo cual, estamos ahora en otro escenario político en el que no sé qué va a suceder pero, como titular, yo entiendo, como se suele decir, que “Extremadura son tres: Cáceres, Badajoz y Leganés”,  la oposición de IU de Extremadura parece que la quiere exportar a Leganés, se va a convertir en la muletilla del PP aquí en la ciudad.

 P: Al principio, el PP se quejaba de la que la oposición no dejaba a Jesús Gómez llevar a cabo su proyecto político, sin embargo, hasta ha recibido cierto tirón de orejas de  Esperanza  Aguirre…

R: Exactamente, como se puede comprobar, se puede llegar a acuerdos. No sabemos cuál es el fondo del acuerdo al que han llegado con IU pero es verdad que, fruto del “tirón de orejas” de Esperanza Aguirre, estamos ante un alcalde, que no es ni el primero, ni el único que gobierna en minoría; y es más, la mayoría es así. Yo creo que las mayorías absolutas se han demostrado a lo largo de la historia que no son positivas. Y, por supuesto, un alcalde cuando está en esa situación de minoría pues gana el acuerdo, el encuentro. Y eso, parece ser que fue así, que la CAM le dio un tirón de orejas y le dijo que se tenía que sentar para llegar a acuerdos.

Jesús Gómez junto a Esperanza Aguirre

P: También ha sido protagonista el encierro de la oposición en el ayuntamiento en protesta por el cierre de los colegios de verbena y Valle-Inclán por parte de la Comunidad,  ¿De verdad qué Jesús Gómez no puede hacer nada para evitar los cierres?

R: Pues, ¡por supuesto que puede hacer! ¿Cómo un alcalde de una ciudad de 200.000 habitantes que maneja 200 millones de euros de presupuesto no va a poder defender sus colegios? El día que estábamos encerrados los grupos de la oposición, tenía que estar él, es decir, tendría que ser el alcalde el que liderara, el que defendiese los intereses de la ciudad. Lamentablemente, en Leganés no tenemos un alcalde, tenemos un representante de los intereses de la Comunidad de Madrid en Leganés.

P: Siguiendo con la educación, el ayuntamiento ha cedido terrenos valorados en 33 millones de euros para la enseñanza concertada, ¿cuál es la valoración de ULEG sobre la educación concertada?

R: Nosotros respetamos la educación pública, la educación privada y la educación concertada. Nosotros sí que creemos en una educación pública y de calidad porque creemos que garantiza una igualdad de oportunidades para todo el mundo y entendemos que, si hay algún tipo de concierto con la administración de un colegio, tiene que ser porque una empresa con sus medios, como cuando uno monta una frutería o una carnicería, llega a un acuerdo con la administración.

Lo que no toleramos ni aceptamos es que el ayuntamiento o la administración pública le dé un pelotazo educativo a una empresa privada y le facilites todo para que tú puedas hacer negocio con la educación, además en un lugar como era Arroyo Culebro donde había un compromiso con la comunidad de que ahí se iba a hacer un colegio y un instituto público.

P: ¿Se utiliza la crisis como excusa para imponer un modelo ideológico en el que no exista lo público?

R: Sin lugar a dudas, la crisis es una coartada para unos intereses económicos que además no se ocultan, no se esconden. Tenemos el caso del señor Lamela o el señor Gómez que han sido consejeros de sanidad que, al poco tiempo, trabajan en los consejos de administración de aquellas empresas de sanidad a las que se les entregó la sanidad cuando se privatizó.

Al frente de los servicios públicos estamos poniendo a gente que no cree en los servicios públicos, sino en cómo se puede hacer negocio con ellos.

P: A principios de año, era muy probable que la oposición presentara una moción de censura, ¿qué ha pasado?

R: ULEG fue el único que presentó una candidatura formal, el día marcado por las asociaciones de vecinos, por el tejido social de la ciudad para desalojar al alcalde, democráticamente hablando. Lo que ha sucedido con IU rompe un poco los esquemas, y al PSOE me consta que también, habrá que ver en que consiste este acuerdo extraño entre el PP e IU que, con la excusa de los 38 trabajadores y su readmisión, hay una aprobación de unos temas muy importantes para la ciudad, hay unos intereses estratégicos fundamentales para el PP en la Comunidad y no entendemos porque IU le hace el juego al PP.

P: ULEG ha apoyado activamente a los vecinos afectados por las preferentes, hace unos días la justicia fallaba a favor de uno de los vecinos afectados por Bankia, ¿cree que el fallo puede sentar precedente?

R: Yo creo que sí va a asentar un precedente claro, de hecho, las sentencias que estamos conociendo van en esa misma línea. Va a sentar un referente porque el ciudadano afectado es el perfil típico y prototípico de persona a la que le colocaron estos productos. Lo que ha hecho el juzgado número 5 de Leganés es anular el contrato, ahora el ciudadano devuelve esas preferentes y el banco el dinero, como si no hubiera pasado nada.

Yo creo que es una sentencia bastante bien argumentada y que puede afectar al 80 % de las personas afectadas por las preferentes.

P: ¿Qué medidas propone ULEG para frenar los desahucios?

R: Nosotros hemos defendido la dación en pago con carácter retroactivo, porque los ciudadanos que ahora están desahuciados van a seguir desahuciados, han estado pagando durante un montón de años ese inmueble y van a tener que seguir pagando ese inmueble.

Lo que no puede ser es una situación infernal que van a vivir y muchos ciudadanos están viviendo que es: me quedo sin casa, he pagado ese dinero que no me lo va a devolver nadie y, encima, ahora tengo que seguir pagando una deuda al banco porque, al liquidar ese inmueble, sigue viva la deuda con la entidad, es decir, estoy hipotecado sin hipoteca de por vida. En este sentido yo tengo muy claro que la dación en pago no deja de ser un parche pero que, por lo menos, mitigaría bastante dolor a la sociedad.

P: Siendo el objetivo la dación en pago, ¿cómo se valora desde ULEG la posición que se ha tomado en Andalucía  para la expropiación de viviendas a los bancos y ponerlas en alquiler social?

R: Sin conocer en detalle la cuestión, no nos parece mal mientras tenga un encaje legal y constitucional. Nosotros, de hecho, hemos reclamado desde hace mucho tiempo que se hiciera un inventario de viviendas vacías y pisos desocupados para su posible expropiación. Yo no entiendo que un banco teniendo viviendas vacías no las ponga  en alquiler, no les saque un rendimiento a esos inmuebles. Todos sabemos que según la Constitución española, la  propiedad privada es un derecho garantizado, pero con su función social, es decir, la propiedad privada no está desligada de la función social de la misma. Insisto, sin ver los detalles, lo que  se ha decidido en Andalucía es darle un contenido  social a esa propiedad y que no haya abusos. Me falta conocer todos los detalles pero, en principio, me parece siempre mejor una opción regular, que no hacerlo. La peor medida es la que no se adopta.

P: ¿Cuál es vuestra posición con respecto a los escraches?

R: A mí no me gusta que se acose a nadie, ni a los políticos, ni a los ciudadanos, famosos ni deportistas. Pero tampoco me gusta que se criminalice la protesta.  Yo creo que la protesta es legítima, constitucional, democrática, aunque es verdad que se tiene que canalizar por vías pacíficas. Puede haber habido algún exceso en alguno de los escraches, en ese sentido no conozco el detalle de cada uno, pero sí que me preocupa que se criminalice la protesta y no lo que está detrás de esta protesta, es verdaderamente lo grave. El escrache es un síntoma, la causa es que la gente está jodida.

¿Qué puede uno pensar cuando se lleva una iniciativa legislativa popular de más de un millón de firmas al congreso y el Partido Popular quería  ni si quiera que se discutiera la cuestión en el Parlamento? Esto también es un escrache.

P: A lo mejor el hecho de que un presidente comparezca sin preguntas o miembros del gobierno y que luego también esa cierta prepotencia pues casi legitima cualquier tipo de protesta…

R: Es gasolina que se echa al fuego. La ciudadanía está muy quemada, pero podría estarlo mucho más. Afortunadamente en España hay una red familiar que está soportando y amortiguando las situaciones que vivimos, pero ves a una Cospedal o a un Mariano Rajoy que dan explicaciones a través de un plasma, como si fuera una mampara que nos separa mas de los ciudadanos y, se supone, que es el presidente de todos los españoles, y no habla con nadie, hablamos con él a través de un televisor… es una mampara

P: En 2013 se cumple el décimo aniversario desde que ULEG se presentara a las primeras elecciones, ¿en qué habéis cambiado desde 2003?

R: Hay menos pelo, hemos engordado un poco…  diez años más. La ilusión se mantiene intacta, las ganas de querer cambiar las cosas, ese “quijotismo” sigue allí, permanente. Nuestras batallas, en principio con las tasas de la basura, ahora las preferentes, contras las grandes compañías… Estar todos los días con los vecinos. Esa fuerza se mantiene, e incluso esta ahora alimentada por el respaldo de las urnas y cada día tenemos más apoyo ciudadano, lo vivimos en la calle. ULEG cada día es un partido con mayor protagonismo vecinal, en la ciudad, e incluso hemos dado un salto más grande en nuestro. Hemos conseguido más experiencia, hemos obtenido más conocimiento, el saber no ocupa lugar.

P: En cuanto al mayor logro de ULEG en estos diez años, ¿cuál sería para usted?

R: Nosotros hemos ganado que la tasa de basura ya no esté en Leganés. Ya no existe la tasa de basura domiciliaria en Leganés. Hemos logrado esta batalla de las preferentes. Estoy muy orgulloso de haber acercado la instrucción a los vecinos. Gracias a ULEG, los ciudadanos sienten que hay un portavoz suyo en el ayuntamiento. Antes veían PPSOE,  apenas hablaban con ellos. Aquí no hay cita, entras por la puerta y te metes directamente en el despacho, lo has podido comprobar. Los ciudadanos perciben que están en su casa y que ULEG es el partido suyo. Lo llamamos “el partido de los vecinos”, hemos logrado que los ciudadanos sepan que tienen una voz cercana en el ayuntamiento. Nos equivocamos, por supuesto, pero es una voz suya, que sienten como propia y que sienten que verdaderamente defiende sus intereses, que hay una alternativa.

P: Si un día, a ULEG en unos comicios se le presentara la oportunidad de casarse con alguien, ¿lo haría?

R: Como todo matrimonio, tiene sus pros y sus contras. De momento somos solteros, ULEG vive bien en situación de independencia,  considera que siendo soltero que es la mejor manera de servir a los ciudadanos, pero también, si algún día pensáramos que el matrimonio sería lo mejor para los ciudadanos. Nosotros somos un instrumento en beneficio de los ciudadanos, y no vamos a sacrificar una hipotética independencia en pro de una irresponsabilidad, hay que cuadrar las dos cosas: ser independientes y ser responsables. A día de hoy, lo estamos logrando.

P: Suponiendo que une un futuro Caros Delgado fuera alcalde  Leganés. ¿Cuál sería la primera línea que tomaría?

R: Más que medida, yo lo que haría seria una reunión directa e inmediata con todos los trabajadores del Ayuntamiento, que nos pusiéramos cara y voz y que supieran que aquí esta uno más, pero que vamos todos en una dirección. Tenemos una frase que reza: “Nuestro vecino es nuestro jefe”. ULEG no tiene a alguien en Génova, ni en Moncloa, que nos diga lo que tenemos que hacer, eso lo hacen nuestros vecinos y es lo que me gustaría trasladar al motor de este ayuntamiento, que son los trabajadores, y a ellos me gustaría decirles: “Señores, aquí estoy yo, soy el primero para servirlos, pero que sepáis que vosotros sois también los primeros en servir a los que están fuera”  y, una vez lograda esa comunión, ya nos podríamos a hacer las propuestas que fueran necesarias, no serian tanto como un hecho concreto, sino una actitud concreta en la forma de actuar.

P: Si desde la oposición pudiera rechazar, cambiar, modificar alguna medida. ¿Cuál cobraría especial importancia?

R: Lo que no vamos a permitir, por lo menos desde ULEG al gobierno municipal, es que mantengan esta línea de recortes de destrucción de la sanidad, la educación pública y de calidad… lo que ha sido siempre el estado de bienestar o aquellos elementos que han configurado el estado social, que han provocado o han hecho de Leganés y de España una sociedad mínimamente cohesionada y que, por intereses puramente económicos de los poderosos, se está poniendo en tela de juicio. Ahí siempre se va a encontrar un muro infranqueable por parte de ULEG, y ahí nos juntaremos y nos matrimoniaremos con quien haga falta.

Carlos Delgado en la plaza del Ayuntamiento de Leganés

P: Carlos Delgado, como ciudadano, ¿que va a votar en unas elecciones autonómicas o en unas generales?

R: Con total sinceridad, en las municipales nunca he votado  a un partido que no fuera ULEG, nuestro propio partido. En las autonómicas, también votamos a ULEG, ya que se presentó también a las elecciones por Madrid, aunque sabemos que no vamos a obtener ningún diputado, pero entendemos que los intereses también pueden defenderse en la Asamblea de la Comunidad de Madrid y queremos que los ciudadanos sepan que no nos paramos a defender Leganés en la M40. En las generales, aunque digan que el voto es secreto, voté al Partido de los Derechos de los Animales. Como puedes ver, no voto a ni al PP ni al “PSIU”, es más, creo que debemos de salir del círculo vicioso. 

Comentarios

 

Carlos Delgado, Portavoz de Unión por Leganés: “La ciudadanía está muy quemada, pero podría estarlo mucho más”

Leganés está viviendo una legislatura, cuanto menos, convulsa. Jesús Gómez (PP) no cuenta con la mayoría en el ayuntamiento, al frente del cual va a cumplir dos años, ¿qué valoración hace del gobierno de Jesús Gómez?

Jesús Gómez es un alcalde que no ha sido capaz todavía de digerir los resultados electorales del 22 de mayo de 2011 en los que los ciudadanos no premiaron precisamente su labor en la oposición porque se quedó con los mismos votos y los mismos 12 concejales. Eso no quitó que fuera el partido más votado y que la ciudadanía entendiera que debía llevar el liderazgo del gobierno municipal.

En estos dos años, que lo que ha vivido en la ciudadanía es una decepción, una frustración y, ahora, un enojo con su labor. Es una persona incapaz de negociar, incapaz de dialogar, de tener cintura política para poder llevar adelante a esta ciudad. En definitiva, es una gestión errática, basada únicamente en seguir los mandamientos de la Comunidad de Madrid. Así podríamos definir en dos palabras su labor:  decepcionante y muy negativa para los intereses de los vecinos de Leganés.

Un tema candente ha sido la modificación de los  presupuestos de 2013, con el rechazo de la oposición al completo, que ha sentado como base fundamental para poder desbloquear la situación la readmisión de los 38 trabajadores del ayuntamiento despedidos. ¿ULEG va a apoyar los presupuestos ahora que el ayuntamiento ha sacado un informe que avala la readmisión de los despedidos?

Nosotros hemos entendido siempre que la readmisión de los trabajadores era incondicional, es decir, no podía estar sujeto a cambalacheo, mercadeo, o pacto.

Tengo la noticia, que me acaba de llegar, de que IU ha roto la unidad de acción que había por parte de la oposición y ha anunciado que ellos sí que van a facilitar la modificación presupuestaria con su abstención, con lo cual, estamos ahora en otro escenario político en el que no sé qué va a suceder pero, como titular, yo entiendo, como se suele decir, que “Extremadura son tres: Cáceres, Badajoz y Leganés”,  la oposición de IU de Extremadura parece que la quiere exportar a Leganés, se va a convertir en la muletilla del PP aquí en la ciudad.

 Al principio, el PP se quejaba de la que la oposición no dejaba a Jesús Gómez llevar a cabo su proyecto político, sin embargo, hasta ha recibido cierto tirón de orejas de  Esperanza  Aguirre…

Exactamente, como se puede comprobar, se puede llegar a acuerdos. No sabemos cuál es el fondo del acuerdo al que han llegado con IU pero es verdad que, fruto del “tirón de orejas” de Esperanza Aguirre, estamos ante un alcalde, que no es ni el primero, ni el único que gobierna en minoría; y es más, la mayoría es así. Yo creo que las mayorías absolutas se han demostrado a lo largo de la historia que no son positivas. Y, por supuesto, un alcalde cuando está en esa situación de minoría pues gana el acuerdo, el encuentro. Y eso, parece ser que fue así, que la CAM le dio un tirón de orejas y le dijo que se tenía que sentar para llegar a acuerdos.

También ha sido protagonista el encierro de la oposición en el ayuntamiento en protesta por el cierre de los colegios de verbena y Valle-Inclán por parte de la Comunidad,  ¿De verdad qué Jesús Gómez no puede hacer nada para evitar los cierres?

Pues, ¡por supuesto que puede hacer! ¿Cómo un alcalde de una ciudad de 200.000 habitantes que maneja 200 millones de euros de presupuesto no va a poder defender sus colegios? El día que estábamos encerrados los grupos de la oposición, tenía que estar él, es decir, tendría que ser el alcalde el que liderara, el que defendiese los intereses de la ciudad. Lamentablemente, en Leganés no tenemos un alcalde, tenemos un representante de los intereses de la Comunidad de Madrid en Leganés.

Siguiendo con la educación, el ayuntamiento ha cedido terrenos valorados en 33 millones de euros para la enseñanza concertada, ¿cuál es la valoración de ULEG sobre la educación concertada?

Nosotros respetamos la educación pública, la educación privada y la educación concertada. Nosotros sí que creemos en una educación pública y de calidad porque creemos que garantiza una igualdad de oportunidades para todo el mundo y entendemos que, si hay algún tipo de concierto con la administración de un colegio, tiene que ser porque una empresa con sus medios, como cuando uno monta una frutería o una carnicería, llega a un acuerdo con la administración.

Lo que no toleramos ni aceptamos es que el ayuntamiento o la administración pública le dé un pelotazo educativo a una empresa privada y le facilites todo para que tú puedas hacer negocio con la educación, además en un lugar como era Arroyo Culebro donde había un compromiso con la comunidad de que ahí se iba a hacer un colegio y un instituto público.

¿Se utiliza la crisis como excusa para imponer un modelo ideológico en el que no exista lo público?

Sin lugar a dudas, la crisis es una coartada para unos intereses económicos que además no se ocultan, no se esconden. Tenemos el caso del señor Lamela o el señor Gómez que han sido consejeros de sanidad que, al poco tiempo, trabajan en los consejos de administración de aquellas empresas de sanidad a las que se les entregó la sanidad cuando se privatizó.

Al frente de los servicios públicos estamos poniendo a gente que no cree en los servicios públicos, sino en cómo se puede hacer negocio con ellos.

A principios de año, era muy probable que la oposición presentara una moción de censura, ¿qué ha pasado?

ULEG fue el único que presentó una candidatura formal, el día marcado por las asociaciones de vecinos, por el tejido social de la ciudad para desalojar al alcalde, democráticamente hablando. Lo que ha sucedido con IU rompe un poco los esquemas, y al PSOE me consta que también, habrá que ver en que consiste este acuerdo extraño entre el PP e IU que, con la excusa de los 38 trabajadores y su readmisión, hay una aprobación de unos temas muy importantes para la ciudad, hay unos intereses estratégicos fundamentales para el PP en la Comunidad y no entendemos porque IU le hace el juego al PP.

ULEG ha apoyado activamente a los vecinos afectados por las preferentes, hace unos días la justicia fallaba a favor de uno de los vecinos afectados por Bankia, ¿cree que el fallo puede sentar precedente?

Yo creo que sí va a asentar un precedente claro, de hecho, las sentencias que estamos conociendo van en esa misma línea. Va a sentar un referente porque el ciudadano afectado es el perfil típico y prototípico de persona a la que le colocaron estos productos. Lo que ha hecho el juzgado número 5 de Leganés es anular el contrato, ahora el ciudadano devuelve esas preferentes y el banco el dinero, como si no hubiera pasado nada.

Yo creo que es una sentencia bastante bien argumentada y que puede afectar al 80 % de las personas afectadas por las preferentes.

¿Qué medidas propone ULEG para frenar los desahucios?

Nosotros hemos defendido la dación en pago con carácter retroactivo, porque los ciudadanos que ahora están desahuciados van a seguir desahuciados, han estado pagando durante un montón de años ese inmueble y van a tener que seguir pagando ese inmueble.

Lo que no puede ser es una situación infernal que van a vivir y muchos ciudadanos están viviendo que es: me quedo sin casa, he pagado ese dinero que no me lo va a devolver nadie y, encima, ahora tengo que seguir pagando una deuda al banco porque, al liquidar ese inmueble, sigue viva la deuda con la entidad, es decir, estoy hipotecado sin hipoteca de por vida. En este sentido yo tengo muy claro que la dación en pago no deja de ser un parche pero que, por lo menos, mitigaría bastante dolor a la sociedad.

Siendo el objetivo la dación en pago, ¿cómo se valora desde ULEG la posición que se ha tomado en Andalucía  para la expropiación de viviendas a los bancos y ponerlas en alquiler social?

Sin conocer en detalle la cuestión, no nos parece mal mientras tenga un encaje legal y constitucional. Nosotros, de hecho, hemos reclamado desde hace mucho tiempo que se hiciera un inventario de viviendas vacías y pisos desocupados para su posible expropiación. Yo no entiendo que un banco teniendo viviendas vacías no las ponga  en alquiler, no les saque un rendimiento a esos inmuebles. Todos sabemos que según la Constitución española, la  propiedad privada es un derecho garantizado, pero con su función social, es decir, la propiedad privada no está desligada de la función social de la misma. Insisto, sin ver los detalles, lo que  se ha decidido en Andalucía es darle un contenido  social a esa propiedad y que no haya abusos. Me falta conocer todos los detalles pero, en principio, me parece siempre mejor una opción regular, que no hacerlo. La peor medida es la que no se adopta.

¿Cuál es vuestra posición con respecto a los escraches?

A mí no me gusta que se acose a nadie, ni a los políticos, ni a los ciudadanos, famosos ni deportistas. Pero tampoco me gusta que se criminalice la protesta.  Yo creo que la protesta es legítima, constitucional, democrática, aunque es verdad que se tiene que canalizar por vías pacíficas. Puede haber habido algún exceso en alguno de los escraches, en ese sentido no conozco el detalle de cada uno, pero sí que me preocupa que se criminalice la protesta y no lo que está detrás de esta protesta, es verdaderamente lo grave. El escrache es un síntoma, la causa es que la gente está jodida, está en la calle, en el paro, sin ingresos y pasándolo mal. Entonces, ¿qué menos que la gente proteste? Y llamar “comportamientos nazis” a los escraches, como hace bien poco vimos decirlo a Dolores de Cospedal, me parece una sobrada. Justificaba lo injustificable.

¿Qué puede uno pensar cuando se lleva una iniciativa legislativa popular de más de un millón de firmas al congreso y el Partido Popular quería  ni si quiera que se discutiera la cuestión en el Parlamento? Esto también es un escrache.

A lo mejor el hecho de que un presidente comparezca sin preguntas o miembros del gobierno y que luego también esa cierta prepotencia pues casi legitima cualquier tipo de protesta…

Es gasolina que se echa al fuego. La ciudadanía está muy quemada, pero podría estarlo mucho más. Afortunadamente en España hay una red familiar que está soportando y amortiguando las situaciones que vivimos, pero ves a una Cospedal o a un Mariano Rajoy que dan explicaciones a través de un plasma, como si fuera una mampara que nos separa mas de los ciudadanos y, se supone, que es el presidente de todos los españoles, y no habla con nadie, hablamos con él a través de un televisor… es una mampara

En 2013 se cumple el décimo aniversario desde que ULEG se presentara a las primeras elecciones, ¿en qué habéis cambiado desde 2003?

Hay menos pelo, hemos engordado un poco…  diez años más. La ilusión se mantiene intacta, las ganas de querer cambiar las cosas, ese “quijotismo” sigue allí, permanente. Nuestras batallas, en principio con las tasas de la basura, ahora las preferentes, contras las grandes compañías… Estar todos los días con los vecinos. Esa fuerza se mantiene, e incluso esta ahora alimentada por el respaldo de las urnas y cada día tenemos más apoyo ciudadano, lo vivimos en la calle. ULEG cada día es un partido con mayor protagonismo vecinal, en la ciudad, e incluso hemos dado un salto más grande en nuestro. Hemos conseguido más experiencia, hemos obtenido más conocimiento, el saber no ocupa lugar.

En cuanto al mayor logro de ULEG en estos diez años, ¿cuál sería para usted?

Nosotros hemos ganado que la tasa de basura ya no esté en Leganés. Ya no existe la tasa de basura domiciliaria en Leganés. Hemos logrado esta batalla de las preferentes. Estoy muy orgulloso de haber acercado la instrucción a los vecinos. Gracias a ULEG, los ciudadanos sienten que hay un portavoz suyo en el ayuntamiento. Antes veían PPSOE,  apenas hablaban con ellos. Aquí no hay cita, entras por la puerta y te metes directamente en el despacho, lo has podido comprobar. Los ciudadanos perciben que están en su casa y que ULEG es el partido suyo. Lo llamamos “el partido de los vecinos”, hemos logrado que los ciudadanos sepan que tienen una voz cercana en el ayuntamiento. Nos equivocamos, por supuesto, pero es una voz suya, que sienten como propia y que sienten que verdaderamente defiende sus intereses, que hay una alternativa.

Si un día, a ULEG en unos comicios se le presentara la oportunidad de casarse con alguien, ¿lo haría?

Como todo matrimonio, tiene sus pros y sus contras. De momento somos solteros, ULEG vive bien en situación de independencia,  considera que siendo soltero que es la mejor manera de servir a los ciudadanos, pero también, si algún día pensáramos que el matrimonio sería lo mejor para los ciudadanos. Nosotros somos un instrumento en beneficio de los ciudadanos, y no vamos a sacrificar una hipotética independencia en pro de una irresponsabilidad, hay que cuadrar las dos cosas: ser independientes y ser responsables. A día de hoy, lo estamos logrando.

Suponiendo que une un futuro Caros Delgado fuera alcalde  Leganés. ¿Cuál sería la primera línea que tomaría?

Más que medida, yo lo que haría seria una reunión directa e inmediata con todos los trabajadores del Ayuntamiento, que nos pusiéramos cara y voz y que supieran que aquí esta uno más, pero que vamos todos en una dirección. Tenemos una frase que reza: “Nuestro vecino es nuestro jefe”. ULEG no tiene a alguien en Génova, ni en Moncloa, que nos diga lo que tenemos que hacer, eso lo hacen nuestros vecinos y es lo que me gustaría trasladar al motor de este ayuntamiento, que son los trabajadores, y a ellos me gustaría decirles: “Señores, aquí estoy yo, soy el primero para servirlos, pero que sepáis que vosotros sois también los primeros en servir a los que están fuera”  y, una vez lograda esa comunión, ya nos podríamos a hacer las propuestas que fueran necesarias, no serian tanto como un hecho concreto, sino una actitud concreta en la forma de actuar.

Si desde la oposición pudiera rechazar, cambiar, modificar alguna medida. ¿Cuál cobraría especial importancia?

Lo que no vamos a permitir, por lo menos desde ULEG al gobierno municipal, es que mantengan esta línea de recortes de destrucción de la sanidad, la educación pública y de calidad… lo que ha sido siempre el estado de bienestar o aquellos elementos que han configurado el estado social, que han provocado o han hecho de Leganés y de España una sociedad mínimamente cohesionada y que, por intereses puramente económicos de los poderosos, se está poniendo en tela de juicio. Ahí siempre se va a encontrar un muro infranqueable por parte de ULEG, y ahí nos juntaremos y nos matrimoniaremos con quien haga falta.

Carlos Delgado, como ciudadano, ¿que va a votar en unas elecciones autonómicas o en unas generales?

Con total sinceridad, en las municipales nunca he votado  a un partido que no fuera ULEG, nuestro propio partido. En las autonómicas, también votamos a ULEG, ya que se presentó también a las elecciones por Madrid, aunque sabemos que no vamos a obtener ningún diputado, pero entendemos que los intereses también pueden defenderse en la Asamblea de la Comunidad de Madrid y queremos que los ciudadanos sepan que no nos paramos a defender Leganés en la M40. En las generales, aunque digan que el voto es secreto, voté al Partido de los Derechos de los Animales. Como puedes ver, no voto a ni al PP ni al “PSIU”, es más, creo que debemos de salir del círculo vicioso. 

Es necesario para una democracia justa que exista consenso entre los partidos gobernantes, creo que en Leganés no se está practicando un ejercicio democrático justo porque la inaccesibilidad del alcalde provoca que muchas buenas propuestas caigan en el olvido, una lástima que acaban pagando los de siempre, los ciudadanos.

Desarrollo en Drupal por Suomitech