GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Librerías en Madrid, ¿reinventarse o morir?

Reportaje
Culturas
Librería La Ciudad Invisible
Parece que a los libros en papel les han surgido numerosos competidores, pero aún parecen resistirse a convertirse en una reliquia, y Madrid apuesta por la cultura literaria de diversas y creativas maneras que invitan a los lectores natos y a los que no lo son tanto a disfrutar del placer de la lectura.

 

En el año 2015 se censaron en la capital un total de 3.865 librerías, desde las franquicias más conocidas a pequeños establecimientos con encanto. Madrid ha sido y es  una de las ciudades más bohemias donde el arte y sobre todo, la literatura han estado muy presente en las calles y bares de la capital. Lugares tan históricos como el Café Gijón (Paseo de Recoletos, 21), abierto desde 1888, donde se han reunido en tertulias literarias  ilustres escritores como Pío Baroja, Valle Inclán García Lorca o Benito Pérez Galdós, o El Comercial (Glorieta de Bilbao, 7) inaugurado en 1887 y reabierto el pasado marzo de 2017, donde por ejemplo, el poeta José Hierro escribió algunos de sus versos, han sido centro de tertulias y de conocimiento, y con ellos, Madrid se convirtió en uno de los núcleos literarios e intelectuales en la Europa de principios del siglo XX.

Recomendable hacer una parada la Librería Moya, con más de un siglo de historia desde que abriera en el año 1915, aún resiste en el corazón de la ciudad, en plena Calle Carretas. La que comenzó siendo una librería especializada en libros de Medicina, es actualmente el lugar perfecto no solo para adquirir ejemplares de diversos ámbitos de las ciencias, sino para visitar como un lugar emblemático de la ciudad.

Para aquellos más modernos, existen también alternativas que ofrecen una mayor variedad. Este es el caso de la librería “Libros para un mundo mejor”, en el barrio de Malasaña. Solo su escaparate invita a pararse frente a ella, pero dentro, además de libros, puedes encontrar diversos talleres a lo largo de la semana como el taller de “escritura creativa”, e incluso un taller de meditación. Desde luego, un lugar donde encontrar, además de libros, inspiración.

Pero Madrid no solo nos ofrece lugares donde comprar libros, sino que además es cada vez mayor el número de lugares donde podemos ir a desconectar durante horas acompañados de una buena novela y, por qué no, de un buen café.  El número de cafeterías librerías no deja de crecer en la capital, sobre todo en los barrios más bohemios de Malasaña y Lavapiés. Te invitamos, a continuación, a que descubras algunas de ellas:

La Central: Sin duda una parada obligatoria para todos aquellos amantes de las letras. Cuenta con dos establecimientos: uno situado junto al Museo Reina Sofía y otro cerca de la Plaza de Callao. Es, posiblemente, el paraíso para cualquier lector que se precie, ya que cuenta con tres plantas donde es posible encontrar cualquier ejemplar, desde la literatura más clásica hasta las obras más estrafalarias. Mientras atraviesas las diferentes salas pasas de historia a filosofía, cómics, arte, teatro…

Pero no solo eso, y es que leer es un placer que se disfruta mucho más con la tripa llena. Por eso el local de la calle del Postigo de San Martín cuenta con su propio restaurante, El Bistró de La Central. En torno a un patio interior, se articula el edificio de la liberaría y, a él, te puedes asomar desde todas sus plantas y salas. Es en este patio donde podrás disfrutar de una agradable comida, un vino o un café y, por supuesto, de un buen libro.

La Buena Vida: Si lo que estás buscando es un lugar más acogedor, nuestra propuesta es La Buena Vida. Situada muy cerca de la plaza de Ópera, solo su nombre ya invita a pasar. Entre sus estanterías encontrarás pequeñas mesitas para sentarte a leer junto a la ventana, pero a diferencia de La Central, no cuenta con un servicio de mesa. En un rincón al fondo encontrarás un nevera con diferentes opciones para picar, cervezas, refrescos y vinos, así como una cafetera y un surtido de bollos. Tú mismo eliges que te apetece acompañar con tu lectura y lo abonas en la caja. Un ambiente más recogido que invita a disfrutar de un libro existencialista.

La Ciudad Invisible: Esta es una librería cafetería para lectores viajeros. De hecho, por cada libro de viajes que compres, te regalan un café. Cuenta tanto con mesas de trabajo como con una zona de sofás para quien prefiera una experiencia más relajante. Además, la gran variedad de zumos, tés y cafés que ofrecen hacen de esta una opción perfecta. Tiene mucho éxito y es difícil conseguir un sitio, ya que la gente se sienta y pasa la tarde disfrutando de la lectura.

Tipos Infames: Muchos son los bares que se pueden recorrer por ambos barrios madrileños, pero si buscas tranquilidad, una buena copa de vino y la compañía de un libro, Tipos Infames es el sitio perfecto. Una librería/vinoteca donde poder echar un vistazo a libros de autores independientes y a clásicos en un ambiente acogedor, con buena música de fondo y una copa de rioja o un cocktail, según el libro y el momento; visitar una exposición en la planta de abajo o acudir a la presentación de un libro.

La Fugitiva: Paralela a la calle de Antón, se encuentra esta pequeña cafetería.  En un antiguo y pequeño local en el que cruje la madera al pisarla encontrarás libros de antes, vinilos y un café con cuerpo. Podrás sentarte en sus pequeñas mesas a disfrutar de un trozo de tarta casera mientras lees lo que te pida la mente esa tarde. Además, ofrecen conciertos de música latina en directo esporádicamente.

Estas son solo algunas de las opciones que ofrece la ciudad, pero te invitamos a que pongas un libro en tu mochila y te animes a descubrir todas las demás.

Desarrollo en Drupal por Suomitech