GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La Igualdad llega a las aulas

Reportaje
Educación

La infancia es la etapa en la que el ser humano más aprende, es la etapa en la que interioriza comportamientos y actitudes que difícilmente cambiarán en su vida adulta. Este aprendizaje tiene lugar, principalmente, en dos núcleos: la familia y la escuela. No podemos controlar lo que cada familia le enseña a su hijo en casa, pero sí podemos ofrecerle una educación en valores en la escuela, para que se convierta en un ciudadano de provecho. Precisamente, uno de los asuntos más importantes que hay que corregir es la cultura machista que impone la sociedad patriarcal, por lo que es importante que los niños reciban una educación feminista tanto en primaria como en la ESO.

Con la aparición del movimiento feminista, la reivindicación por la igualdad entre hombres y mujeres se ha convertido en un tema de vital importancia. Un precedente reciente a implementar una educación feminista lo encontramos en Victoria, uno de los estados de Australia. Allí, en 2014, el colectivo feminista del instituto Fitzroy de Melbourne diseñó una cátedra sobre feminismo gracias al dinero que consiguieron mediante una campaña en Internet. “Cuando comencé a explicar y discutir ideales feministas con algunos de mis amigos, hubo varias reacciones en contra, en Internet y en persona. Fue entonces cuando me di cuenta de que la gente de mi edad no entiende el feminismo y no lo considera importante. Creen que simplemente se trata de un grupo de mujeres que odian a los hombres. Es triste que existan estas connotaciones negativas ante un evento tan importante”, declaró a la BBC Stella Bridie, una de las integrantes del citado colectivo feminista. 

En nuestro país, durante este curso 2017-2018, en Castilla-La Mancha se ha introducido como un proyecto piloto la asignatura “Educación para la Igualdad, la Tolerancia y la Diversidad” que está siendo impartida en quinto de primaria y en tercero de la ESO. En cada uno de los dos cursos los contenidos que se abordan son diferentes, pero están agrupados en tres bloques del mismo nombre: “Educación para la igualdad”, “Hacia una nueva Convivencia” y “Educación Emocional y Afectiva”.

Esta asignatura no ha pasado desapercibida. Varios colectivos católicos y el Partido Popular de Castilla-La Mancha se oponen frontalmente a ella. Los colectivos señalan que es puro adoctrinamiento para hacer que los alumnos se replanteen su género. El PP, que comparte esta crítica, culpa a Podemos y el PSOE de ser los artífices. Pero no todo son malas opiniones. La asignatura tiene como principales valedores a los ya mencionados PSOE y Podemos, además de a CCOO, que opinan que “la escuela no solo debe actuar como transmisora de conocimientos; debe participar activamente en la construcción de ciudadanos”.

Hemos estado en el campus de la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada conociendo la opinión del alumnado sobre esta nueva asignatura.

El artículo en Atavist

Desarrollo en Drupal por Suomitech