GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

KMBRA: “Me defino como un rapero sincero”

Entrevista
Local
Rapero Escaleras Parque
Kmbra sentado en las gradas del Parque de la Paz de Fuenlabrada. Fuente: By
El mundo de las batallas de gallos es cada vez más importante dentro de la juventud de nuestra sociedad. La mayoría de los jóvenes ven este tipo de espectáculos que llenan pabellones, salas e incluso estadios de fútbol. Los freestlylers son ejemplos e ídolos para muchos, y su influencia suma adeptos año tras año.

Christian Cambra, conocido artísticamente como KMBRA, nació hace 24 años en Fuenlabrada. Enamorado de esta ciudad y de su gente, se declara defensor de la verdadera esencia de su pasión, el freestyle. Una parte de la música urbana que, en su opinión, se está perdiendo. Christian es hoy uno de los principales exponentes del rap en Fuenlabrada, habiendo participado en multitud de competiciones por todo el país. La cita con un personaje de estas características, como no podía ser de otra manera, tenía que ser en el corazón del hip-hop fuenlabreño, el Parque de la Paz, con sus características gradas. Fue aquí donde nuestro protagonista conoció el rap. Un ambiente de barrio, de calle, que Kmbra define como “el lugar donde todo empezó”.

Christian se muestra transparente, sin dudar a la hora de mostrarse crítico si lo considera necesario. Como rapero, se define como “sincero”. Aboga por un estilo vinculado a la realidad. Para él, la coherencia a la hora de rapear es imprescindible, “intento que desde la primera barra hasta la última vayan todas conectadas porque, si no, lo que dices pierde fuerza”. En 2016, KMBRA experimentó el que hasta ahora ha sido el clímax de su carrera. Viajó a varias competiciones nacionales y sus batallas alcanzaron un seguimiento muy destacado.

 

 

Ahora, a pesar de haber reducido su impacto, dice haber vuelto a ser feliz. Arropado por su gente, en batallas callejeras ha recuperado las ganas de rapear, “me he encontrado con la calle como refugio, como un sitio donde me siento cómodo. Mientras que las batallas sean en calle siempre juego con un puntito de ventaja”. En este sentido, se muestra ambicioso con respecto a 2020. Aunque no se marca objetivos concretos, no esconde que le “gustaría vivir la experiencia de una Red Bull”.

Precisamente Red Bull es el patrocinador que ha convertido el freestyle en un espectáculo masivo. Hace quince años (2005), esta empresa se atrevió a invertir en una modalidad de rap que por aquel entonces era muy sectaria. El propio KMBRA reconoce que era tan desconocida que, en sus inicios, dejó de practicarla por la falta de competencia. Actualmente, el freestyle se ha convertido en un negocio millonario seguido por cientos de miles de personas en el mundo hispanoamericano, especialmente entre los adolescentes.

Sin embargo, Christian lamenta que este desarrollo haya venido acompañado de lo que considera como una corrupción de su propia naturaleza: “el freestyle se está orientando a otro tipo de público. Antes se enfocaba en personas de más edad que buscaban solamente rap”. Desde su punto de vista, el hip-hop, que nació como una música para denunciar las injusticias sociales sin tapujos ni eufemismos, está siendo censurado cada vez más, con el objetivo de adaptarse a unos receptores muy jóvenes.

En todo este tema, Fuenlabrada es uno de los principales focos de la capital. La ciudad siempre ha tenido conexión con el rap, con figuras como Duo Kie, DJ Verse, Bekaesh o Nervioso. El punto negativo, según comenta Cristian, es que “a esta zona le falta una buena organización que atraiga a gente, ya que hay muchos sitios para hacer batallas”. No obstante, la importancia de esta modalidad de música urbana sigue imparable, y lo más probable es que continúe su ascenso vertiginoso hacia las opciones preferidas de entretenimiento de los adolescentes.


Noticias relacionadas

Desarrollo en Drupal por Suomitech