GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Jose María Cañas Plaza : "despertar la curiosidad y el misterio de los niños”

Entrevista
Ciencia
Jose María Cañas Plaza, Coordinador del grado de Ingeniería Robótica de Sotware URJC. CC-BY-ND Autor: JM Cañas Plaza
Quedamos con José María Cañas Plaza, actualmente coordinador del grado de Ingeniería Robótica de Software en la Universidad Rey Juan Carlos. Virus y frenéticos bombazos informativos aparte, nos acerca ensimismado al proyecto Kibotics, en el cual se involucran profesores y alumnos de diversas titulaciones científicas y técnicas de la URJC, el consistorio fuenlabreño y otras asociaciones de la ciudad.

Kibotics, que dio sus primeros pasos dos años atrás, es —según explica el entrevistado— “una plataforma de robótica educativa en línea dirigida a los ciudadanos más jóvenes del municipio de Fuenlabrada”. José María nos cuenta, ilusionado, cómo alumnos y profesores de las escuelas de "Telecomunicaciones" y "Ciencias Experimentales y Tecnología" decidieron crear la asociación de robótica e inteligencia artificial JdeRobots. Este fue el origen del boom de la ciencia en Fuenlabrada, gracias al cual nació Kibotics “para enseñar a la juventud conceptos tecnológicos e iniciarlos en la robótica y la programación”.

 

Captura de pantalla kibotics

Captura de pantalla de la Web kibotics.org

 

El profesor de Teoría de la Señal y las Comunicaciones y Sistemas Telemáticos y Computación es incapaz de emplear malas palabras para referirse a la iniciativa a la que dedica gran parte de su vida. Para él se trata de “un proyecto muy bonito que combina tecnología robótica con tecnología web” y al que “puede accederse tan solo entrando en la web de Kibotics. Su principal ventaja, asegura, es que “atrapa a los más pequeños desde el primer minuto, introduciéndolos en el mundo de la ciencia”. Sin embargo, lo que para los más pequeños comienza como un juego, “les suscita interés por hacer cosas nuevas y crear por sí mismos”. Así, aclara que la finalidad principal es "despertar la curiosidad y el misterio de los niños", porque —explicita citando a Albert Einstein— “el misterio es la fuente de todo arte y de toda ciencia”.

Hoy por hoy, no solo la Universidad Rey Juan Carlos es consciente de la importancia de fomentar estas destrezas en los niveles preuniversitarios, sino que el propio Ayuntamiento de Fuenlabrada está financiando estos cursos y ha creado su propia escuela de pensamiento computacional, INGENIATE. Así, lo que “comenzó como un grupo de investigadores y alumnos cargados de ilusión pero sin apenas recursos” ha derivado en el desarrollo, junto al Gobierno local de herramientas que “sirven a los estudiantes preuniversitarios y universitarios para ir aprendiendo pensamiento computacional, lógica y programación”.

 

“Fuenlabrada y España deben estar mucho más implicadas para ser capaces de ser competitivas con otros países y asumir los desafíos del siglo XXI"

 

El entrevistado nos mira mientras bebe café. José María ríe comentando que, para él, la ciencia es como el café: “una necesidad fisiológica”. Por ello —defiende— "Fuenlabrada y España deben estar mucho más implicadas para ser capaces de ser competitivas con otros países en el mundo y asumir los principales desafíos de la ciencia en el siglo XXI". Este, sin lugar a dudas, “es sólo el primer paso hacia la consolidación de una nueva tendencia, una educación más científica que incorpore las nuevas tecnologías y los lenguajes de programación” que, asevera, “prepare a nuestras universidades para los retos del mañana”.

 

“Kibotics permite aprender a programar robots y drones de manera muy sencilla”.

 

Jose María nos cuenta que "la idea de los proyectos que llevamos a cabo es tener una juventud preparada para el futuro". Pese a ello, reconoce que es necesario que Kibotics se fije algunos objetivos a corto y medio plazo. "Estamos terminando de perfilar un par de cursos en línea donde enseñamos a programar en lenguajes informáticos". Además, para generar ilusión, cuenta orgulloso, "Kibotics permite aprender a programar robots y drones de manera muy sencilla". Por si esto fuera poco, asevera, "los niños pueden pedirle nuestro dron o nuestro robot MBot que hemos diseñado a los Reyes Magos y hacerlo funcionar en la vida real". A lo largo de los próximos meses esperan poder comercializarlo tanto a nivel nacional como en Latinoamérica, ya que, según sus proyecciones, "costarán menos de 100 euros".

 

 

 

 

 

 

Vídeo promocional del canal Kibotics en Youtube


Noticias relacionadas

Desarrollo en Drupal por Suomitech