GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Estados Unidos lanza un centenar de misiles en Siria

Noticia
Internacional
Destrucción en Siria a causa del bombardeo
En la ofensiva han participado cazas franceses y británicos El bombardeo ha ido dirigido contra capacidades químicas

Todavía no había despuntado el día, pero el suelo retumbaba y el cielo se teñía de naranja a causa del fuego artillero. Eran aproximadamente las seis de la mañana -hora local- cuando más de un centenar de proyectiles impactaban en la región de Homs, según fuentes afines al régimen de Bachar Al Assad. El objetivo de las bombas, disparadas desde fragatas de combate estadounidenses, han sido todos aquellos reductos que, en los últimos meses, se han convertido en laboratorios en los que ocultar importantes depósitos químicos. La ofensiva ha provocado cuantiosos destrozos materiales, aunque afortunadamente no se han contabilizado víctimas mortales.

Se ha tratado de una “misión cumplida”, en palabras de Donald Trump, a consecuencia del crimen de guerra que se cometió el pasado 7 de abril en la región de Duma, en el extrarradio de la capital siria. Un ataque químico con gas cloro y gas sarín, presuntamente orquestado por el régimen de Al Assad, que provocó la muerte a cerca de sesenta personas y heridas a medio millar, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, y que levantó una condena unánime. Sin embargo, Estados Unidos ha ido más allá, presionando al Consejo de la ONU, que se había reunido de urgencia, para que abriera una investigación con la que averiguar quién estaba detrás del genocidio. Pero la negativa de Rusia a depurar responsabilidades acabó bloqueando la petición.

En respuesta a esa desaprobación, el mandatario norteamericano, Donald Trump, advirtió a través de Twitter, su particular medio de expresión, de que las represalias iban a ser inmediatas. Amenazó al régimen de Damasco con “misiles bonitos e inteligentes” con los que dinamitar las bases de operaciones en las que almacenan las sustancias químicas. Finalmente, el gigante americano, en coalición con Francia y Reino Unido, ha cumplido esas amenazas, pues “se había cruzado una línea roja y se habían agotado las vías diplomáticas”.

A excepción de la Rusia de Putin y de Irán, que han manifestado su indignación por el bombardeo, la ofensiva ha contado con el respaldo de los países que forman la coalición internacional y de la OTAN. El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado que el ataque ha sido “legítimo y proporcional”.

Un ataque que recuerda al que ya perpetró Estados Unidos en abril de 2017 por un caso similar, en el que el régimen de Al Assad volvió a usar las armas químicas

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech