GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

"EL BERNABÉU NO SE TOCA"

Opinión
Deportes
El estadio madridista
Con vistas al 21 de mayo, fecha en la que se celebrará la esperada Final de la Copa de Su Majestad el Rey, los equipos finalistas, FC Barcelona y Sevilla FC, no han dudado en pedir que el Santiago Bernabéu sea la sede de este importante acontecimiento deportivo.

Varias son las razones por las que ambos equipos desean que el partido se juegue en el estadio madridista. Defienden que es el que tiene mayor capacidad de todos los campos “neutrales” posibles y que se encuentra a una distancia perfecta de ambas ciudades, lo que les permitirá obtener el apoyo de más seguidores el día señalado. Pero el Real Madrid ha dicho “no”.

Los madridistas no quieren que el eterno rival “profane” su estadio con pitos al himno español y al Jefe de Estado, humillaciones y provocaciones. No quiere ser cómplice de ese despropósito nacional.

Sin olvidar los destrozos en todo el recinto provocados por aficionados culés en la final de Copa del año 1997 que disputaron Barça y Betis. Desperfectos, roturas de sanitarios y asientos arrancados fueron el resultado de un comportamiento más que reprobable por parte de la afición azulgrana. El equipo blanco no quiere volver a pasar por ello. Son argumentos más que razonables para rechazar la celebración de tal espectáculo.

Tras su “sonada” eliminación del torneo copero, “no es plato de buen gusto” ser el anfitrión. Que no pretendan que el club sea generoso, como ha sugerido el seleccionador nacional Vicente del Bosque en sus últimas declaraciones. Al Real Madrid no le hacen falta excusas para no ceder su campo. A tu casa no invitas a tus enemigos y menos aún, si éstos vienen a reírse de ti. Basta ya, al enemigo, ni agua.

Están en su derecho de pedirlo y el Real Madrid, de negarse. El equipo blanco es de sus socios y éstos no quieren bajo ningún concepto que se juegue en su estadio. No quieren ser objeto de burla y chanza. Frente a las voces que alimentan desde el Mediterráneo este debate “cansino”, afición, jugadores y entrenador, todos a una, responden de forma rotunda: “el Bernabéu no se toca”.

Desarrollo en Drupal por Suomitech