GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Antonio González, concejal de Fuenlabrada: "La confianza se da cuando ves que no hay nada que se esconda"

Entrevista
Local
Antonio González Moldes en su despacho en el Ayuntamiento. Fuente: Vanesa Soto
Antonio González Moldes no nació en Fuenlabrada, pero se siente fuenlabreño como el que más. Un leonés llegado a esta localidad del sur de Madrid en 1993, hoy cree firmemente en esa “Ciudad Viva” que reivindican las fotos de su despacho en el Ayuntamiento. En esas fotografías los fuenlabreños y fuenlabreñas más jóvenes lucen su mejor sonrisa ante la cámara, al igual que el concejal de Infraestructuras y Participación Ciudadana al hablar de la participación de sus vecinos en la vida municipal.

Nerea Gracia Corredor 

 

A su despacho en la tercera planta del Ayuntamiento le sigue un módulo abierto donde los trabajadores de su concejalía realizan sus tareas diarias. Una de esas trabajadoras, Pili, tutea al concejal al entrar en su despacho. No parece que Antonio prefiera otra forma de contacto. 

 

Tras varios años en la actividad sindical, a través de UGT, Antonio llegó a ese despacho en 2015, primero como concejal socialista de Mantenimiento y Recogida de Residuos, luego en Infraestructuras y Participación Ciudadana. Asegura que no se olvida de su etapa anterior como sindicalista y lo complementa con su visión actual como político. En el área de Infraestructuras, el concejal habla con ilusión del proyecto “Horizonte Ciudad”, enfocado a la reordenación de los espacios públicos para hacerlos más sostenibles. Él mismo incide en la importancia de adecuarlos conforme a los ahorros energéticos que exige el cambio climático, pero también señala el objetivo de ver la utilidad de esos espacios para los vecinos. Es el caso del apeadero de Cobo Calleja, que tal y como describe el edil es “el polígono industrial más grande de Madrid”. El Ayuntamiento lleva años reclamando esta reivindicación a la Comunidad de Madrid, para que “todo el que lo necesite  tenga allí un apeadero o una estación para poder acceder a un transporte, y que en 20 minutos esté en Atocha”. 


Fuente: Vanesa Soto 

Cuando Antonio habla de los vecinos, habla de “asociaciones de vecinos, de vecinos individuales, de todo ese espectro de la ciudad”, que asegura “es muy participativa”. El concejal deja entrever que la participación forma parte del carácter de sus vecinos, pues cuenta con entusiasmo cómo la localidad madrileña se construyó a través de asociaciones vecinales: “Había que construir una ciudad y había muchos motivos por los que luchar. Todavía hay muchas asociaciones que tienen presidentes y miembros de la asociación que vivieron esa época”.


"Había que construir una ciudad y había muchos motivos por los que luchar"


Las asociaciones de vecinos son clave para el desarrollo de esa “Ciudad Viva” que es Fuenlabrada, así lo expone Antonio, al mencionar la participación vecinal que iniciaron los mayores, pero también la que realizan a día de hoy las asociaciones juveniles e incluso las AMPAS a nivel educativo. En cuanto a la relación de su concejalía con ellas, el edil señala que “es muy estrecha, porque se está siempre en contacto con ellos. Cada vez que ellos tienen cualquier cosa, lo hacemos”. 


"La relación concejalía-asociación es muy estrecha"


 

El edil insiste en la colaboración del tejido asociativo y de todos los vecinos para construir “Fuenlabrada del Futuro”, un proyecto para “diseñar la Fuenlabrada que queremos o que vamos a tener en un futuro”. En esta iniciativa por hacer su localidad mejor, Antonio incide en la necesidad de grandes proyectos como una sede ferial o la pasarela que pretende salvar el obstáculo de la vía en Fuenlabrada Central. 

 

En cuanto a la proliferación de las plataformas digitales como herramientas para la participación ciudadana, el concejal cree firmemente que no deben sustituir a la participación real: “El mundo digital nos lleva muchas veces a que el contacto con otras personas se disminuya, como el sentarnos a hablar”. Un signo más del carácter cercano y amable que el propio concejal quiere transmitir a sus conciudadanos. 

 

“La confianza se da cuando ves que no hay nada que se esconda”, afirma el concejal al hablar del contacto de los políticos con los ciudadanos. Al igual que la cristalera de su despacho, transparente, asegura Antonio que debe ser la gestión política. 

 


Noticias relacionadas:

Desarrollo en Drupal por Suomitech