GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“Lo importante es educar en la vida y para la vida”

Entrevista
Educación
Colegio Virgen de la Vega
Imagen Colegio Virgen de la Vega. Autor: Colegio Virgen de la Vega
Sí hay una mujer luchadora, valiente, humilde, amante de su profesión y que lleva desde la posguerra impartiendo clases, su nombre es Fabriciana Ballesteros, nacida en octubre de 1935, en Santa María de Sando, un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca. Fabriciana se trasladó a vivir a Fuenlabrada a finales de los años cincuenta, donde, años después, en octubre de 1961, comenzó a ejercer como profesora de forma ininterrumpida desde su propio domicilio.

En sus primeros años como maestra, Ballesteros impartió clases desde su domicilio particular, hasta que, años más tarde, logró fundar su propio centro escolar, el Colegio Virgen de la Vega, en el que ha permanecido hasta el curso 2008-2009, y donde actualmente ya no imparte clases, pero es la directora de honor de dicho centro. “Seguramente no era consciente de que estaba haciendo cosas que no eran muy habituales para una mujer en esa época”, nos cuenta Fabriciana.

“Yo creo que era por no ser del PSOE que gobernaba”

Además de su extensa carrera docente, tras las primeras elecciones democráticas celebradas en abril de 1978, fue elegida como primera mujer concejala de Fuenlabrada por el Partido Independiente, aunque unos meses después de su toma de posesión dejó la política para seguir dedicándose a su gran pasión, la docencia. “La política a quien le gustaba mucho era a mi marido”, aunque reconoce que los meses que estuvo, tuvo fuerza y “tiraba para adelante, pero en los plenos cuando intervenía mucha gente me pitaba de una manera espantosa. Yo creo que era por no ser del PSOE que gobernaba”.

Ha dado clases a generaciones de fuenlabreños, padres, hijos y nietos, con muchos de ellos, reconoce, “tengo una relación de afecto y cariño, esa es la parte buena, veo padres de alumnos que han estado en el colegio hace muchos años y nos abrazamos como si fuéramos de la familia”.

A sus 83 años no deja de ir ni un día al colegio que ella creó siendo muy joven. Fabriciana ha plantado la semilla que siguen cultivando sus dos hijas y una nieta, encargadas ahora del centro. Mujer honesta y sincera dice no haber hecho nada especial. “Cada día me levantaba con ganas de hacer bien la cosas, como madre, como profesora y como vecina del pueblo”. Así de sencillo y así de difícil. Y es que Fabriciana no se da cuenta de que las cosas más normales, hechas con honestidad y sencillez, pueden llegar a ser las más extraordinarias.

“Lo importante es educar en la vida y para la vida”

Hace poco más de un año se le entregó el Premio “VIII Premio Mujer Trabajadora 2019, por ser la primera mujer concejala de la democracia en el municipio de Fuenlabrada, además de fundadora y profesora del colegio Virgen de la Vega, colegio que está pasando por una transformación digital al igual que muchos centros educativos del país. Su colegio, al ser un centro cristiano, inspira los diversos principios en los que se fundamenta su perfil educativo. 

Ella define a su centro como “un colegio cercano, moderno, innovador y eficaz”. A parte de esto, añade que “también ofrecemos acompañamiento personalizado para todos los alumnos y sus familias, fomentando así la participación de todos en la vida del colegio”. Por ello, la directora de honor de este centro expresa que “lo importante es educar en la vida y para la vida, apostando por el bilingüismo y las nuevas tecnologías, formando un puzle en el que cada alumno, familia, profesor o trabajador es una pieza importante”. Por lo que quizás deberían dedicar más tiempo a conocer a los alumnos, y a partir de ahí, empezar a construir, porque lo más importante es actuar como se educa.

Desarrollo en Drupal por Suomitech