GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“Es algo que no se puede explicar, es algo que te llega hasta el alma y que no se va”

Entrevista
Culturas
Ensayo del grupo
El conjunto de baile “Guaguancó Flow” son especialistas en salsa y su pasión por este baile les ha dado muchas satisfacciones a nivel personal y profesional.

Son seis estudiantes y se llaman “Guaguancó Flow”. ¿Se trata de una adivinanza? Ni mucho menos. Se trata de un grupo amateur de bailes latinos de la ciudad de Fuenlabrada, en la zona sur de Madrid. Son un conjunto de seis chicos y chicas, que bailan por el más puro placer y compiten por la misma razón. Pero estos chicos no nacieron sabiendo bailar estos ritmos y les preguntamos como habían dado sus primeros pasos, y nunca mejor dicho, en este mundillo.

En mi caso, todo comenzó por un amigo que me retó a que no tenía el valor de entrar en una clase de salsa sin tener ni idea. Y la verdad es que entré con un poco de miedo, ¡parecía un pato mareado! Pero me lo pasé muy bien” nos dice uno de los integrantes masculinos del grupo.

Todos ellos ríen y asienten para darle la razón a su compañero. El ambiente entre todos ellos es relajado, dando la apariencia de ser una panda que se ha unido para hacer algo que les divierte y les apasiona. “El baile siempre me ha gustado, no puedo pasar un día sin escuchar algo de música. Siempre había tenido curiosidad por entrar a una clase de salsa, pero nunca me había atrevido. Una vez que lo probé no lo quise dejar. Es algo que no se puede explicar, es algo que te llega hasta el alma y que no se va”, comenta una de las compañeras.

 

ESTUDIANTES Y ARTISTAS

El día a día de estos chicos es ir a la Universidad, donde cada uno estudia algo diferente que nada tiene que ver con el baile, como Derecho o Telecomunicaciones. Pero todos ellos cada tarde se reúnen un par de horas para dejar libre su mente y poner en marcha su cuerpo al son de la música. “A mucha gente le resulta difícil comprender como es que tenemos tiempo y ganas de estar cada tarde ensayando nuestras coreografías, pero cada uno saca tiempo de donde puede, es algo que nos apasiona”.

Muchas veces tienen que dejar de ensayar por la época de exámenes o porque alguno de ellos se ha puesto enfermo, pero en general siempre van a ensayar con todas las ganas del mundo. Pero, claro, de bailar en solitario a formar un grupo de competición hay un gran trecho. “Nos metimos a esto del baile por curiosidad, pero nunca imaginamos que íbamos a formar un grupo y menos aun que íbamos a competir con otros. Carlos tuvo la idea y nos contagió su entusiasmo y poco a poco fuimos encontrando a más gente que quería estar en el proyecto”

 

COMPETICIONES Y ÉXITOS

Este conjunto ha participado en varias competiciones tanto en la zona sur como en el centro de Madrid, consiguiendo quedar varias veces entre los tres primeros puestos, pero nunca en el primero. Aun así ellos no se desaniman porque defienden que trabajando duro y ensayando conseguirán su objetivo, que su fin es largo pero no imposible. “En los concursos me pongo muy nerviosa pero al final siempre nos lo pasamos muy bien, ya sea bailando o viendo bailar a otros. Y aunque no ganemos, siempre pensamos que la siguiente será la nuestra”, confiesa Laura Gómez.

 

Después de todo esto, sólo quedaba una pregunta que nos moríamos de curiosidad por hacer, y era el por qué del nombre del grupo. “Lo de flow viene de una gracia de una amiga nuestra que siempre nos dice que ella tiene mucho flow (mucho estilo) cuando baila, así que lo pusimos en su honor. Elegimos el nombre de “Guaguancó Flow” porque a todos siempre nos ha gustado ese estilo, y realmente nos parecía que quedaba bien, así que lo dejamos.”, ríen todos.

Sencillamente, se trata de un grupo de seis chicos y chicas, apasionados y luchadores, que se reúnen todos los días en una salita de Fuenlabrada para hacer lo que más les gusta, bailar.

Desarrollo en Drupal por Suomitech