GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

FINANCIAMOS UNA EDUCACIÓN SEXISTA

Editorial
Educación
Foto realizada por Gonzales para Cadena Ser
La educación es un factor determinante para el avance y el progreso de la sociedad. Hoy en día la enseñanza ya no es considerada como un gasto, sino como una inversión de la ciudadanía para la ciudadanía. Tanto es así que se considera un derecho fundamental, al igual que la no discriminación por sexo o edad. Pero, siguen existiendo centros formativos que tienen unos valores bastante conservadores.

 

En el colegio Fuenllana tan solo son admitidas chicas, y en el colegio Andel, solo chicos. En el primero se imparten los FP de “Confección y moda” y “Cocina y Hostelería”, mientras que en el segundo giran en torno a la Informática y las Telecomunicaciones. En ninguno de ellos está permitida la inscripción del otro sexo, qué situación más justa.Aquí apreciamos que son más importantes unos valores conservadores que la libertad de elección del individuo. Además, ambos son colegios concertados, es decir estamos pagando entre todos el fomento de la educación sexista.

A pesar de que estos grados han sido creados en la actualidad, ambos centros llevan siguiendo una política discriminadora a lo largo de toda su historia, debido al perfil que muestran con una línea educativa impuesta por el Opus Dei. Muestra de ello son sus actividades extraescolares, también segregadas: fútbol y judo para ellos, patinaje y drama en inglés, para ellas.

La elección de esa formación específica para cada género está ligada a los estereotipos reproducidos a lo largo de los años y asociados históricamente a su sexo. ¿Por qué si un chico de Alcorcón quiere estudiar cocina tiene que irse fuera de su municipio? Esto plantea un gran problema de avance social.

La Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular, ha hecho oídos sordos al no pronunciarse ante las quejas de Ganar Alcorcón y las denuncias de familias de Alcorcón, que reclaman una oferta educativa igualitaria. Todas las reclamaciones han caído en balde y actualmente estos FP siguen cursándose. Además, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, perteneciente al PP no es la primera vez que genera polémica por sus actitudes tildadas como machistas. Por ello, que bajo su mandato se haya permitido este tipo de discriminación no es algo muy alejado de los valores que presume de tener.

En definitiva, con la educación se debe lograr sociedades más justas, productivas y equitativas. La educación hace que las personas sean más libres, por lo que no se debe encerrar a los estudiantes en pensamientos estereotipados que les corresponde por ser de un sexo u otro.  Hay que dejar a los jóvenes que se especialicen en el sector laboral que les guste.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech