GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Lucha contra la irrelevancia

Editorial
Nacional
Fuente: GlocalPress Urjc
El 28 y 29 de enero se celebró en Alcalá de Henares el III Congreso Nacional de UPYD, con la intención de que los afiliados del partido eligieran al nuevo Consejo de Dirección. El Secretario General surgido de las votaciones, Cristiano Brown, que además venció por escasa mayoría al joven alcalaíno Carlos Cotón, se enfrenta a una tarea casi imposible: hacer que se escuche la voz del partido magenta.

Cuando Rosa díez abandonó el barco, la formación hizo aguas -o tal vez al revés-. Después de no conseguir ni un solo escaño en el Congreso y viendo como Ciudadanos se convertía en cuarta fuerza, el partido cambió las caras y, de momento, nada más. Después de Díez llegó Andrés Herzog, que tras sólo seis meses salió de la dirección

Herzog era el candidato más próximo a Rosa Díez y se impuso en las primarias a su compañera de militancia, Irene Lozano. A efectos prácticos el resultado significó el triunfo de la línea continuista, contraria a la convergencia electoral y centrada en denunciar los casos de corrupción política. 
 
UPYD nació esencialmente con esa finalidad, además de para combatir el terrorismo y para defender la unidad del Estado frente a las aspiraciones soberanistas y a menudo reivindicó posturas centralistas. Esos postulados, que Herzog prolongó y que granjearon a la formación 5 escaños en 2011, hoy no sirven para lograr una silla en la Cámara baja. De hecho, a los seis meses de asumir el mando, Herzog presentó su dimisión y dejó el partido en manos de una Comisión Gestora.
 
Como UPyD, Ciudadanos es otro partido que reivindica la centralidad del tablero, pero el centro naranja ha sustituido el “nini” de Rosa Díez (ni con la derecha, ni con la izquierda) por el “sisi” del socorrido apoyo a una hipotética investidura de Pedro Sánchez y al sustento del Partido Popular. Sin embargo, su éxito como partido pende de un hilo.
 
La evolución, desde los malos resultados del 20D hasta 26J, que se tradujo en la pérdida de más de 400.000 votos y 8 escaños, lo que demuestra que el neonato Ciudadanos–que lleva diez años ya participando en política en Cataluña– tiene techo electoral.
 
Además, ambas formaciones se han basado en estrategias de liderazgos fuertes, haciendo difícil la continuación del proyecto tras el abandono del líder. Después de varios intentos infructuosos de una alianza, que acabaron convirtiéndose en traspasos como el de Toni Cantó, sólo los naranjas mantienen representación parlamentaria.
 
Los 32 diputados de Ciudadanos no están teniendo gran protagonismo debido al eclipse de los pactos entre PP y PSOE, que se repiten votación tras votación e impiden jugar a ser partido bisagra. Mientras los naranjas temen por su futuro, los magentas tratan de sobrevivir en su presente.
 
Renovar la cúpula de UPYD es una estrategia lógica, e incluso necesaria, para dar un giro a un proyecto político en grave crisis. Sin embargo, no puede ser una medida única. El partido, pese a mantener algunas de sus señas de identidad -especialmente la cruzada contra la corrupción en los Tribunales- no puede escapar sin redefinirse.
 
UPYD siempre descartó converger con Ciudadanos en una alianza de centro. Desde entonces, desea diferenciarse de la formación naranja y reconquistar el protagonismo perdido, pero para lograrlo debe defender sus diferencias y adoptar posiciones claras, renovadoras y atractivas.
 
He aquí el gran reto de Cristiano Brown. El nuevo Secretario General tendrá que redefinir la formación y hacerla atractiva para los votantes, al tiempo que deberá mantener sus rasgos más fundamentales y positivos. Sólo así logrará conquistar el futuro para su partido y no convertirse el liquidador de la formación.
 
 

Comentarios

UPyD tiene los días contados si no ocurre casi un verdadero milagro en una esfera ideológica monopolizada por Ciudadanos. A pesar de ello, habrá que ver si la estrategia "centrista" acaba afianzándose en el sistema político español o, por el contrario, acaba cansando a un electorado que no tiene muy claro "de que pie cogean".

Desarrollo en Drupal por Suomitech