GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La convivencia entre dos mundos

Editorial

Actualmente existen dos vertientes en el mundo de la comunicación. Por un lado el tradicionalismo, personalizado en el papel y en la práctica cerrada del periodista. Por otro lado, el deseo de renovación y exploración de nuevas vías, de medios más modernos. Esta vertiente busca flamantes modelos de negocio, algo fresco que sea innovador. Es obvio que las sociedades y sus hábitos cambian, y esto es algo que los medios tradicionales y de referencia del país parecen no darse cuenta, o no quieren hacerlo.

Hay ciertas costumbres de la información tradicional que están en decadencia. El hecho de ir a comprar el periódico los domingos por la mañana o encender el televisor mientras uno cena, para enterarse de lo que ha sucedido en el día, se está perdiendo. Ahora la gente consume los contenidos en sus dispositivos móviles, tablets, y portátiles, entre otros. Cuándo, dónde y cómo les apetece. Y ahora es el momento de apostar por el movimiento a través de las redes sociales y de los dispositivos móviles. Hoy día la información es móvil, ubicua.

El público exige una información inmediata, que esté cuidada en las formas y tratada con la mayor veracidad posible. La sociedad de hoy en día quiere saber lo que pasa sobre los temas que le interesan, en el momento en el que suceden. El medio de comunicación que mejor combina esta mezcla de veracidad, exclusividad y rapidez, es el que triunfa, y esto pasa por realizar información a la carta. Estos son los ingredientes más importantes para el cóctel perfecto.

Parece que los grandes medios están temerosos ante la irrupción de estos nuevos modelos, justificándose con el mantra: "Esto solamente nos perjudica. Este no es el camino".
Sin embargo, es todo lo contrario, los medios alimentan a los medios. De la misma forma que la radio nutrió a la televisión, y los periódicos lo hicieron con la radio, este grupo de alumnos cree que el nuevo medio online terminará por beneficiar al resto. La labor del periodista es la de informar, aportar noticias al mundo para que la actualidad y los temas de interés sean conocidos por la sociedad.

Este modelo ofrece un gran abanico de posibilidades. Una persona podrá ver una noticia referida a un tema económico, y tendrá la posibilidad de ampliar dicha información con radio, TV o prensa. Todo está relacionado y es momento de evolucionar hacia un nuevo periodismo que ya se está instaurando en países anglosajones. El periodismo actual exige la presencia de adaptar la tarea del periodista como tal, teniendo que reinventarse en su profesión. Adaptarse o morir.

Hoy en día el periodista tiene que saber hacer muchas más funciones. Estas labores, agravadas por la crisis de la profesión, también mejoran el perfil del periodista. Lo convierten en un profesional polifacético a la hora de desempeñar su trabajo. La edición, la maquetación, el manejo de cámara y otra serie de tareas son de obligado cumplimiento para el periodista actual. Más teniendo en cuenta que es una profesión en la que se aprende algo nuevo cada día.

Por tanto, el periodismo debe admitir la llegada de todas las novedades sin vetar o ver como “malas” su  intrusión en la profesión, pues la modernización en los procesos de producción de información trae una nueva etapa en la profesión. Los profesionales del periodismo deben cambiar el chip y admitir que, aunque la profesión no pase por su mejor momento esta evolución es necesaria. Gracias a Internet y a las TIC, la información es mucho más completa, rápida y se convierte en una herramienta realmente poderosa.

http://www.redaccionaula-urjc.es/coslada/%C2%BFy-si-desaparecen-todos-los-diarios-del-henares

Comentarios

Estoy de acuerdo con que los medios nutren a los medios y que con Internet la información es más completa y rápida. El problema es cuando los directores de los medios de información del Siglo XX no quieren, o les cuesta, dar el paso hacia el Siglo XXI. Quizás es porque piensan que el crecimiento de empresas o medios nativos Online puede acabar con ellos. Parece que es mejor intentar "acabar" con el buen prestigio de Internet que adaptarse eficientemente o promover medios nativos.

El periodismo debe apoyarse en las TIC para evolucionar y no quedarse atrás, la gran fortaleza de una empresa es convertir un riesgo en una oportunidad y no intentar debilitarla.

Muy buen enfoque sobre esta transición tecnológica que estamos viviendo.

Desarrollo en Drupal por Suomitech