GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Imagine Dragons inunda el palacio de los deportes de rock y emociones

Crónica
Culturas
Dan Reynols levantando la bandera arcoiris en "It´s time
En una época en la que el Rock parece pasado de moda, el grupo Imagine Dragons ha conseguido llenar el Palacio de los Deportes de Madrid de jóvenes dispuestos a darlo todo a ritmo de una guitarra eléctrica.

El concierto empezó al más puro estilo Pop- rock con uno de sus últimos singles “I don´t know why” un espléndido sonido que podría tirar tabiques abajo, explosión de confetis, y cañones de humo en el escenario para cantar su éxito “believer”.

 

 

Entonces comenzó un momento muy emotivo. Sonó It´s Time, un habitual en su repertorio de conciertos y que nos hace saltar y gritar a todos. Reynolds saltó al escenario con la bandera del arcoiris echada al cuello mientras que el guitarrista llevaba una bonita mandolina, apoyando al colectivo LGTB. Imagine Dragons siempre ha sido muy reivindicativo con los problemas sociales y ese guiño fue de admirar. Justo después interpretaron uno de sus mejores temas, Gold, perteneciente a su último trabajo.

 

 

El día elegido para la actuación en Madrid coincidió con el cumpleaños del bajista del grupo Ben Mckee, el 7 de abril. El indiscutible líder de la banda estadounidense, Dan Reynolds consiguó que las miles de personas que asistimos cantaramos el Happy Birthday.

 

 

 

 

El artista también quiso hacer un tributo al cantante Bob Marley mientras todos ondeábamos miles de linternas en su honor cantando su clásico Three Little birds. Ese que dice: “no te preocupes por nada, porque todo va a ir bien”.
.
Tras esa interpretación, es cuando llegan I’ll make it up to you (que no obstante, aportó también un gran solo de guitarra), Mouth of the river, Yesterday y Start Over. También, hubo momentos reseñables, como el solo que podéis ver en el siguiente vídeo. O el encaje de Mouth of the river, por otra parte, otra de las grandes canciones del último disco.

El cantante, que se presentó como “Danielito” para conquistar al público madrileño,, recitó algunos versos de sus canciones en español y aprovechó su concierto para hablar sobre el amor, la paz, la igualdad e incluso para opinar sobre la política en el mundo.   Reynolds habló sobre sus problemas con la depresión y animó a las personas que la padecieran dedicandoles la canción “Demons”.

 

La primera parte del concierto acabó con su gran conocido éxito “On top of the world” donde tiraron al público grandes bolas de plástico para que los espectadores nos diviertiéramos mientras escuchábamos una de sus canciones más Pop.

 

Tras una breve pausa, los músicos escoltados por guardias de seguridad se dirigieron hacia un pequeño escenario en el que, de manera más cercana y cálida ejecutaron algunas canciones en versión acústica. En perfecta armonía de buena musicalidad y entrega al 100%, Dan Reynolds introdujo sus temas “Next to me”, “Bleeding out” y “I bet my life”.

 

 

Su penúltima canción fue una de las mayores baladas de su último disco “walking the wire”. Remataron el concierto con ‘Radioactive’, la canción con la que comenzó una historia de éxito.

 

 

Con una visión de conjunto, supieron darnos al público en directo lo que sus discos ofrecen en cada escucha: una fiesta que te exalta en lo general y te emociona en lo personal. Esta vez, a través de todos los sentido

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech