GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El Atlético sale vivo del Bernabéu

Crónica
Deportes
El Madrid se topó con Oblak | Fuente: realmadrid.com
Real Madrid y Atlético de Madrid empataron a uno en un derbi marcado por sus enfrentamientos europeos. Cristiano Ronaldo abrió la lata para los blancos e, instantes después, Griezmann hizo el empate para los visitantes.

Una cantidad ingente de personas avanza por el Paseo de la Castellana y sus alrededores. La policía los escolta a lomos de sus caballos, que miran sin comprender lo que allí se gesta. Los más inquietos se agolpan en los tornos para mostrar, ávidos, sus entradas o su carnet de socio para acceder a aquel  inefable estadio. Una vez dentro y pasados unos pocos minutos, los cánticos lo anegan todo, y  aquel viento frío, que barría las plomizas nubes que se apretujaban unas con otras y dejaban ver un débil sol que se proyectaba sobre el césped, era mucho más llevadero. Del túnel de vestuarios brotan, como la sangre en una herida abierta, los jugadores de ambos conjuntos. Un gran tifo, con el escudo del Madrid, se dibujaba cubriendo todo el fondo sur.

Tras los saludos entre capitanes y el sorteo de campo se coloca el esférico en el círculo central a la espera de que el árbitro, mirando nervioso su reloj, permita que el fútbol sea el mayor protagonista en ese fantástico escenario.

El Madrid comenzó dominando el cuero, con transiciones rápidas y efectivas que encerraron a los rojiblancos en su campo. Cristiano avisó con un disparo que Oblak desvió a córner. El campo apretaba y los blancos eran conscientes. A los diez minutos el Madrid llevaba  cuatro saques de esquina, algo que evidenciaba un dominio local.

Dos minutos después, en una jugada de ataque del Madrid, Kroos entró en el área y fue derribado. Sus compañeros alzaban los brazos al cielo instando al colegiado que pitase penalti, mientras que Asensio cazó de bolea un balón en la frontal del área que golpeó en la cruceta de la portería. El partido, a pesar de las ocasiones, seguía en tablas.

Toni Kroos | Fuente: realmadrid.com

Fuente imagen: realmadrid.com

El Atlético, en una jugada bien hilada, consiguió provocar un córnerque despejó Ramos en el punto de penalti. Minutos más tarde, Diego Costa definió bien ante Keylor Navas y marcó el primero, aunque el linier  avisó, con el banderín en alto, que la jugada estaba invalidada.

Corría el minuto 22 de la primera parte cuando Koke, dentro del área rival, se inventó un taconazo para poner en vilo al Bernabéu, pero el cancerbero del Madrid atajó sin mayores problemas. A la media hora, Varane remató un centro de Kroos para disolver el empate, pero de nuevo, Oblak fue el protagonista y despejó por encima del larguero.

El Madrid perdonaba y el Atlético cada vez se hacía más fuerte. El Bernabéu volvió a rugir para pedir penalti sobre Lucas Vázquez, pero el colegiado parecía imperturbable e indicó al jugador que se levantase.

La primera parte todavía tuvo una sorpresa. Marcelo se perfiló y disparó un balón que se estrelló en el palo ante la atenta mirada de Oblak. Así terminarían los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el descanso, el Madrid salió con ganas y Bale mandó un centro desde la izquierda que Cristiano, de bolea, depositó en el fondo de las mallas. Todo parecía de cara para los locales que eran superiores desde el primer minuto del encuentro, pero el Atlético supo rehacerse y empató el encuentro en una jugada de Vitolo que remató Griezmann con el portero vencido, en el suelo a los pocos minutos.

Fuente: realmadrid.com

Tras estos dos derechazos de ambos conjuntos, y con el 1-1 en el marcador, los entrenadores movieron los banquillos en busca de un gol que noquease al rival. Zinedine Zidane cambió a Cristiano por Benzema e introdujo a Módric e Isco para controlar el centro del campo y, con ello, la posesión. Simeone, por su parte, metió en el campo a Correa por Vitolo. El Madrid se creyó más la posibilidad de ganar el partido con Módric como amo y señor en todas las jugadas de peligro, pero el luminoso no se movería más, a pesar de que, en los últimos instantes de juego, el colegiado pitó a favor del Madrid una peligrosa falta en la frontal del área que Oblak, nuevamente, despejaría sin mayores dificultades dando la sensación de que si él, el atlético no hubiese puntuado en el derbi madrileño.

Desarrollo en Drupal por Suomitech