GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Docentes asociados: vocación o dinero

Editorial
Nacional
Sede histórica de la UB (Wikipedia)

Los profesores  asociados universitarios cobran un sueldo entre 300  y 600 euros netos. Esto ha generado un malestar entre los docentes provocando una serie de huelgas. La mayoría de ellos se han visto obligados a buscar trabajos adicionales que les permita subsistir.

La Plataforma de Professors Associats de la Universidad de Barcelona, entre otras asociaciones, se han fundado para defender los derechos de los profesores. Además, cuentan con el apoyo de grupos sindicales como CGT (Confederación General del Trabajo). La situación ha empeorado debido a la crisis iniciada en el año 2011, año en el cual se empezaron a producir las primeras movilizaciones y asambleas de equipos educativos. El objetivo de los trabajadores es el de conseguir una plaza fija, ya que llevan muchos años luchando por ella.

En algunas universidades como la UB y la Universidad de Valencia, los profesores asociados  no tienen potestad para elegir las asignaturas en las que son especialistas, sino que les asignan las que nadie quiere. Los recortes nos han afectado a todos, pero muchos de estos profesores se han visto obligados a tener dos trabajos para subsistir. En cambio, existen casos en los que la necesidad de dar clase los lleva a combinar sus profesiones junto con la docencia. El problema radica en que la mayoría lo hacen por dinero y no por vocación.

Los denunciantes son los propios que fomentan que siga sucediendo esta situación. Pero estas personas se encuentran en circunstancias difíciles, normalmente económicas, que provoca que acepten las condiciones salariales y laborales que se les propone. No sabemos en quien recae la responsabilidad de esta problemática, pero sí las consecuencias. Las universidades públicas españolas cada vez se ven más perjudicadas debido a que este escenario sigue sin avanzar.

Desarrollo en Drupal por Suomitech